Escrito por Tendenzias

Chrysler Sebring y Volkswagen Passat, el duelo continua

De puertas hacia aden­tro sucede algo interesante en el Chrysler Sebring. El equipamiento de la versión Limited es impresionante. Pocos fabricantes, excep­tuando algún coreano, ofre­ce una dotación de serie tan abundante. Control de velocidad, radio CD con MP3, tapicería de cuero, asientos con regulación eléctrica… No le falta de nada. En el Volkswagen, la historia es diferente, y se puede resumir en un "si lo quieres, lo pagas". Tapicería de cuero (685 euros), equipo de sonido con MP3 (340) Y asientos con regu­lación eléctrica (vienen in­cluidos en un paquete que cuesta 885). Pero de lo que no se puede quejar es de su calidad de realización, y eso que la anterior generación, de 2001 a 2005, tenía mejo­res acabados.

Volkswagen Passat

No obstante, el Passat barre al Sebring en este capítulo. Como por ejemplo, los ajustes de la guantera: mientras que las juntas del Volkswagen están muy conseguidas, en el Chrysler puedes meter una moneda de dos euros con facilidad. Pero aquí no acaban los defectos, ya que la postura de conducción también es mejorable. Cuando se conduce por primera vez y se pisa el embrague, los zapatos chocan con el salpi­cadero. Regulas el asiento en la postura más baja y seguirá sucediendo. "Bue­no, pues mañana cambio de zapatos" me dije. Incluso si te subes con unos muy delgados de vez en cuando tendras el mismo pro­blema. En el Passat, ningún problema, excepto que para conducir hay que regular el volante muy abajo, y cuando vayas a salir puedes golpear las rodillas con la columna de la dirección.

Otros Artículos de Chrysler en EspacioCoches: Se retira el Chrysler Crossfire del mercado / Chrysler 300 Hemi Concept / Chrysler Anuncia Minivans para el 2008 / La Crisis de Chrysler

EspacioCoches.com

Newsletter
Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos