Escrito por Tendenzias

Consejos para recurrir multas de tráfico

En este artículo os contaremos cómo recurrir las multas de tráfico, cómo saber si tienes alguna o cuáles son las más frecuentes en verano.

multas trafico

Cómo saber si tengo multas de tráfico

La forma más sencilla, segura y gratuita para saber si tenéiss alguna multa de tráfico que no os haya llegado es a través el banco de datos Testra, que ya en el año 2010 creó la DGT, Dirección General de Tráfico, en la que aparecen todas las multas.

Las multas aparecen en el Testra cuando la DGT no ha podido enviar la sanción por correo certificado a falta de los datos del domicilio y, cuando se ha enviado varias veces pero en ningún momento ha sido recogida.

Para acceder lo único que tenéiss que hacer es acceder por internet a la DGT y después pinchar sobre el Tablón Edictal de Sanciones (Testra), entrad en éste último y continuad para consultar el tablón. A continuación os pedirán un número de identificación, podéis acceder escribiendo el número de la matrícula de vuestro coche, con vuestro DNI o el CIF.

En seguida os aparecerá la información pertinente, la existencia o no de multas de tráfico en la DGT, Servei Catalá de Transit y Dirección de Tráfico del Gobierno Vasco, y los datos recogidos por los principales ayuntamientos.

Datos en multa trafico

Consejos para recurrir las multas

Lo primero que tenéis que saber es que no hay un tiempo infinito para poder recurrir una multa, cuentas con un plazo de tiempo determinado para poder llevar a cabo los pasos pertinentes para intentar que la retiren. En la multa se os indica el tiempo que tenéis para recurrirla a partir del día en que la recibís, suele ser de entre 15 y 20 días hábiles.

En el caso de que evitéis coger la multa cuando el cartero intenta entregar el correo certificado o la cogéis pero no hacéis nada con ella, la multa seguirá su curso y podréis ver cómo aparece publicada en el Tablón Edictal de Sanciones de Tráfico (Testra). En el caso de que sigáis obviando la multa, Hacienda reclamará el pago con un recargo de hasta el 20%.

Os recomendamos que leáis detenidamente la multa para comprobar si ha habido algún error en la forma de detallar la sanción, puesto que esto sería una razón válida para que se recurra con eficacia. Os tenéis que fijar en que:

  • vuestros datos personales sean correctos, tanto el nombre como los apellidos y el número de DNI.
  • los detalles que describen al vehículo de la sanción se corresponda con el vuestro como el color del coche, el número de la matrícula, el nombre de la calle donde se ha llevado a cabo la infracción, etcétera.
  • el número de puntos que conlleva dicha multa, si es que la infracción cometida se corresponde a una retirada de puntos, no está bien especificada.

Un dato que a veces nos pasa desapercibido pero que es imprescindible conocerlo para tomar las medidas adecuadas, es que si la multa sólo se publica en el Testra y no se ha enviado por correo, la sanción se puede recurrir porque no ha sido notificada correctamente.

En algunos casos los seguros cuentan con su propio equipo para poder ayudar a sus clientes a recurrir las multas, así que consultad cuáles son las coberturas del seguro que tienes contratado y, en el caso de que no os aparezca una cláusula de este tipo, podéis encontrar una gran cantidad de abogados para recurrir multas de tráfico que pueden realizar por vosotros todos los trámites y daros una estimación objetiva de si merece o no la pena recurrirla.

Recurrir multas velocidad

¿Cuáles son las infracciones más frecuentes en verano?

A veces, ser consciente de dónde cometemos los mayores errores durante la conducción nos puede dar la posibilidad de preverlo para evitar futuras multas. Por ello, queremos hacernos eco del estudio realizado por la empresa Wiquot.com que indican qué infracciones son las más frecuentes en carretera y sobre todo, en la época estival, cuando se llevan a cabo un número de trayectos mayor.

Hace unos días os hablábamos de cómo pasar la ITV, de la importancia que tiene este examen para estar seguro de que el coche está en las condiciones óptimas para conducirlo pero, según el estudio, muchas personas conducen con la ITV caducada, por lo que se ha convertido en una de las principales causas de infracción.

Como ya os imaginaréis, el exceso de velocidad es otra de las grandes razones por las que acabamos recibiendo una sanción. Siempre con prisa por llegar, en lugar de disfrutar del viaje.

A estas infracciones se le suman saltarse un semáforo, conducir bajo el efecto del alcohol o las drogas, conducir hablando por teléfono, sin cinturón e incluso, conducir sin seguro.

EspacioCoches.com

Newsletter