Escrito por Tendenzias

Deportivos clásicos Americanos

Al igual que en otros aspectos de la vida, América tiene una visión un poco distinta a la europea, de cómo tiene que ser un deportivo. Aquí os mostramos algunos de sus deportivos clásicos americanos más espectaculares.

shelby-cobra

Los mejores deportivos clásicos americanos

Durante la década de los 60 se produjo un boom en Estados Unidos de los llamados pony cars. Grandes marcas estadounidenses se metieron de lleno en la producción de vehículos que ya han pasado a formar parte de la historia. Mientras otros países fabricaban modelos sencillos y en cierto modo precarios, en Estados Unidos ya apostaban por deportivos robustos e intimidantes, como estos:

Shelby Cobra

Desde siempre, la unión entre un fabricante americano de automóviles y uno británicos, ha sido sinónimo de Éxito. Por ello, cuando a principio de los años 60  AC (Británicos) y Shelby (estadounidense) se unieron para la creación del primer Cobra, solo podía salir un coche espectacular ¡Ya vaya si lo fue! El diseño, refinamiento, suavidad y estilo aportado por AC, y la potencia y prestaciones aportados por Shelby, dieron como resultado un coche espectacular, que aún hoy es venerado por los apasionados del motor.

Chevrolet-corvette-c1

Chevrolet Corvette

Cuando General Motors, se planteó en los años 50 crear la primera generación del Corvette, la idea del grupo automovilístico estadounidense era crear un coche deportivo y potente, que cautivara al público. Tras varios años de trabajo bajo el sobrenombre de “Proyecto Opel” el primer modelo del Corvette vio la luz en el año 1953. Su diseño de líneas suaves (con su rejilla delantera tan característica) o  su motor V8 de 150 caballos, hicieron que el primer Corvette fuera todo un éxito. Por ello, tras 60 años y 6 generaciones, aun hoy se sigue produciendo.

ford-gt40

Ford GT 40

Este es sin ninguna duda uno de los deportivos clásicos americanos por excelencia. Nació como respuesta al dominio que tenía Ferrari en las 24 horas de Le Mans, por eso, todo su diseño se enfocó en conseguir batirle. De ahí su altura de tan sólo un metro y 2 centímetros o 40 pulgadas (de ahí su nombre) su diseño  alargado, y sus fantásticas líneas aerodinámicas. Gracias a esto y a su espectacular motor de hasta 7 litros de cilindrada, consiguieron que el GT 40 se proclamara vencedor de las 24 horas de Le Mans en 4 ocasiones y de forma consecutiva, de 1966 a 1969.

Dodge-Viper

Dodge Viper

Aunque el Viper es un poco más moderno que los anteriores deportivos de los que os hemos estado hablando (El primer Viper se produjo en 1996) no por eso ha de considerarse menos clásico que los anteriores. El Viper fue fabricado, cogiendo como referencia el estilo que tenían los deportivos americanos anteriores a él, rediseñándolo acorde a su época. Su Diseño afilado espectacular, con líneas redondeadas, morro alargado, habitáculo corto, y un motor V8 de 8 Litros y 400 CV, le han convertido en todo un símbolo de los coches deportivos estadounidenses de los 90 y de principios del siglo XXI. Dodge aún sigue sacando modelos de este coche.

Por supuesto, seguro que al hablar del Dodge Viper a la mayoría de nosotros se nos viene a la mente el modelo azul decorado con las dos rayas blancas longitudinales. Un modelo precioso que ha aparecido en numerosos videojuegos o películas.

ford mustang

Ford Mustang GT500

El Mustang es todo un emblema dentro de la automoción americana, pero sin duda el modelo que ha pasado a la historia es el Mustang GT500, una auténtica maravilla. Su valor es enorme para los coleccionistas, de hecho hace poco se vendió un Mustang del 67 por cerc de 3 millones de euros. También ha hecho muchas apariciones en videojuegos o películas de cine, como en el filme ’60 segundos’, protagoizado por Nicholas Cage y Angelina Jolie. Y es que Eleanor es irrepetible.

chevrolet camaro

loadInifniteAdd(infinite_adv_1);

Chevrolet Camaro

Era la época de los pony cars, y Chevrolet era una de las principales marcas de General Motors. El Camaro fue la respuesta de Chevrolet – GM al Ford Mustang, uno de sus principales rivales dentro del sector. Decir qué modelo es más emblemático es muy difícil. Decir cuál de los dos es más bonito, también. La generación que de verdad marcó un hito dentro del Camaro fue la primera, con los modelos que se fabricaron entre el año 1966 y 1969, unos modelos que montaban un motor V8 con más de 210 CV de potencia.

Y es que Chevrolet es responsable de algunos de los deportivos americanos más emblemáticos, pero sin duda alguna que el Camaro merece un lugar de honor entre sus modelos.

pontiac gto

Pontiac GTO

Otra de las marcas más emblemáticas del sector automoción ha sido Pontiac. Entre sus modelos más destacados está, por supuesto, el GTO. Posiblemente la versión más conocida sea la del año 69, llamado “The Judge”, un coche cuya fama ha traspasado fronteras, llegando a salir en películas como XXX. Y ya puestos, dentro de la marca Pontiac, ¿cómo no incluir el famoso Firebird Trans Am que dio “vida” al coche fantástico? En realidad era el que íbamos a incluir, pero no queríamos ser tópicos… En cualquier caso, tanto el GTO como el Firebird son coches que no pueden faltar en cualquier lista sobre deportivos americanos que se precie.

plymouth barracuda

Plymouth Barracuda

Plymouth, división de la Chrysler, es una de las marcas más conocidas de Estados Unidos y que tuvo uno de sus mayores períodos de esplendor en la década de los 60 y los 70 con a proliferación de los Muscle Cars. Destaca el Plymouth Barracuda, un modelo que se fabricó entre 1964 y 1974. Quizá el más emblemático sea el Barracuda del 70, un modelo que consiguió que Plymouth se quitara el estigma de “marca de modelos sencillos y económicos”, un coche que se fabricó con diferentes motorizaciones (V6 y V8) y que rondaba los 250 CV de potencia.

loadInifniteAdd(infinite_adv_2);

Ford Maverick

El Ford Maverick es otro de los deportivos americanos más emblemáticos. En un principio fue concebido como un compacto destinado a competir con otros modelos que venían de los mercados europeo y japonés. Fue el sucesor del Falcon, y al igual que este, obtuvo un gran éxito, incluso mayor si cabe.

El Ford Maverick fue comercializado entre 1969 y 1977 en Estados Unidos, donde obtuvo un gran éxito de ventas. Posteriormente, también fue comercializado en otros países como Canadá y Brasil, donde también obtuvo un importante éxito. En la actualidad es considerado como un coche de culto y es uno de los coches clásicos americanos más buscados por restauradores y coleccionistas.

En lo que respecta al coche en sí, había distintas versiones que montaban motores de 2.8 y 3.3 litros, en ambos casos de seis cilindros. Fue un coche que Ford publicitó mucho como el coche ideal para los jóvenes del momento. Estaba disponible en 15 colores distintos. Se puso a la venta a un precio que rondaba los 2.000 dólares de la época. Tuvo tal éxito que solo durante su primer año logró vender cerca de 600.000 unidades.

Dodge Super Bee

Sin duda otro de los deportivos clásicos americanos más recordados es este Dodge Super Bee. Estamos hablando de un vehículo que tan solo estuvo tres años en producción, pero que hizo las delicias de los amantes de los muscle car gracias a sus líneas agresivas y a su potencia desmedida.

Como decimos, tan solo vieron la luz dos generaciones del Dodge Super Bee. La primer se fabricó entre 1968 y 1970. En esta generación hubo tres versiones distintas que montaban motores V8 de 6.3, 7.0 y 7.2 litros. Por su parte, en 1971 se comercializó la segunda generación, de la cual hubo hasta 5 versiones, todas ellas también con motores V8.

loadInifniteAdd(infinite_adv_3);

Cabe destacar que entre los años 2007 y 2013 se comenzó de nuevo con la fabricación de nuevas versiones de este vehículo, bajo el nombre de Dodge Charger Super Bee. En la actualidad el modelo ya no se fabrica, y las dos primeras generaciones son preciado objeto de deseo de coleccionistas de todo el mundo. Sin duda es uno de los muscle car americanos que no son tan famosos para el gran público como los Camaro o los Firebird de turno, pero que también han marcado a fuego la historia de los deportivos americanos.

Ford Torino

El Ford Torino es un modelo fabricado entre los años 1968 y 1976 que en un principio se asienta en el segmento D y que iba destinado a ser un sedán.  Sin embargo, también se produjeron versiones muy deportivas de este modelo, como la versión Cobra Jet que incorporaba un propulsor capaz de entregar 428 CV. También hay que destacar que fue el vehículo que Ford eligió para representar a la marca en la NASCAR, la competición de stock cars más importante de Estados Unidos.

Por otro lado, el Ford Torino es un coche que ha dejado una gran impronta en la cultura americana, y eso se puede ver con sus continuas apariciones en series de televisión o películas. Por ejemplo, el Ford Torino era otro de los protagonistas de la famosa serie de televisión Starsky y Hutch, Y por supuesto, seguro que todos recordamos la reciente película de Clint Eastwood, Gran Torino, en la que el Ford Torino es una pieza importante de la historia, tanto directa como metafóricamente.

Por todo esto y mucho más no hay ninguna duda de que el Ford Torino debe figurar en cualquier lista que se precie sobre los coches clásicos americanos más emblemáticos.

Dodge Challenger

El Dodge Challenger es un modelo que en el año 2008 volvió a producción. Pero a nosotros el que realmente nos interesa es el mítico Dodge Challenger de la década de los 70 el que se fabricó entre los años 1970 y 1974 y que se ha convertido en todo un mito de los deportivos americanos.

loadInifniteAdd(infinite_adv_4);

El modelo estaba basada en la estructura del Plymouth Barracuda, pero con unas evoluciones que le convirtieron en el paradigma de la potencia y la robustez que pregonaban los pony cars americanos. A pesar de que fue uno de estos últimos pony cars en llegar, demostró que la espera mereció la pena y se situó un peldaño por encima de sus rivales. Y algunos de estos rivales eran también modelos que hoy en día son pieza de coleccionista, como el Pontiac Firebird, el Chevrolet Camaro o el Ford Mustang.

Oldsmobile Rocket 88

Se comenzó a fabricar en el año 1949 y se le reconoce por ser uno de los primeros muscle car americanos. De hecho, fue uno de los grandes dominadores durante la primera época de la NASCAR, hasta que fue superado por el Hudson Hornet, que algunos seguro que recuerdan de la película ‘Cars’. Es además un coche con una gran historia detrás ya que es mantuvo en fábrica hasta el año 1999. Hoy en día también es uno de lo modelos más reconocidos de la historia de la automoción norteamericana, y se destaca como uno de los modelos que dio pie a los muscle car de los años 60 y 70.

En definitiva, la historia de la automoción en Estados Unidos está inevitablemente marcada por estos coches deportivos que hoy en día conocemos como muscle cars. Modelos que trataban de demostrar al resto del mundo que los americanos estaban un punto por delante de los demás, y que eran capaces de fabricar en serie y conducir coches más potentes que el resto del mundo.

Video del Ford Mustang Shelby GT500 del 67

La verdad es que tiene que ser una auténtica gozada conducir este coche, uno de los muscle cars más emblemáticos de Estados Unidos. ¡Impresionante!

Enlaces de interés

loadInifniteAdd(infinite_adv_5);

EspacioCoches.com

Newsletter
Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos