-    Escrito por adrian

¿Cuales son los diferentes tipos de amortiguadores?

Hoy en EspacioCoches.com vamos a mostrarte cuáles son los diferentes tipos de amortiguadores que están disponibles en el mercado y sus características para que veas cuál es el más adecuado para tu vehículo, y cómo quitar y poner unos amortiguadores nuevos.

amortiguadores

¿Qué tipos de amortiguadores hay? 

amortiguadores delantero trasero

En la actualidad, hay muchos amortiguadores en el mercado para tu automóvil, en donde cada uno de ellos tiene una función específica y bien marcada.

Ahora te explicamos uno a uno los diferentes amortiguadores y sus características:

  • Los hidráulicos: que constan de un pistón insertado en un cilindro en el que hay aceite. Distintos orificios permiten el paso del aceite de un lado a otro del pistón. Su ventaja es la sencillez, la ausencia de mantenimiento y su capacidad para ejercer mayor amortiguación cuanto mayor es la presión.
  • Los hidráulicos con válvulas: en lugar de agujeros, el pistón tiene una serie de válvulas que permiten el paso del aceite bajo una determinada presión. Ofrecen un comportamiento algo más suave y eficaz.
  • Los de doble tubo: son los más extendidos en la actualidad. Se dividen en presurizados (aceite) y no presurizados (aceite y gas). El pistón y el cilindro se encuentran en el interior de una cámara mayor. El aceite fluye por el cilindro a través del pistón y también a la segunda cámara a través de una válvula situada entre ambas.
  • Monotubo: consta de dos cámaras, una con aceite y otra con gas. Entre ambas hay un pistón flotante. El volumen de la cámara es variable, según la compresión que sobre el gas ejerzan las fuerzas que actúan sobre el pistón.

renault_twingo1

  • Los de frecuencia selectiva: añade un segundo conducto dentro del mismo pistón separado por una válvula que se cierra al recibir más presión, endureciendo la suspensión en los instantes necesarios.
  • Reológico: el aceite contiene partículas metálicas. Al aplicar una corriente magnética, este fluido se vuelve más espeso endureciendo la suspensión. Es un híbrido entre sistemas mecánicos y electrónicos al precisar de sensores que detecten las necesidades de amortiguación en cada momento.
  • Regulables en dureza: una rosca permite ampliar o reducir el diámetro del orificio por el que pasa el aceite, obteniendo mayor o menor dureza a gusto del usuario.
  • Regulables en suspensión: para conseguir una mayor o menor distancia de la carrocería del vehículo respecto al suelo.

Para que dispongas de más información hemos seleccionado una serie de artículos que estoy seguro que te interesarán:

Amortiguadores de suspensión adaptativa

Amortiguadores suspension adaptativa
En el mundo de la automoción podemos destacar además el sistema llamado “Suspensión Adaptativa”, amoldado a cada modelo de vehículo y conducción. Su funcionamiento va un paso más allá de la amortiguación pasiva de los diseños anteriores. El sistema se adapta a cada modelo en función de diferentes parámetros previamente monitorizados por sensores. Están pensados para modificar la rigidez del amortiguador mediante mecanismos de baja potencia, con ajustes sensibles a diferentes velocidades para mejorar la conducción, la estabilidad en los tramos cerrados y ampliando la seguridad así como el confort en cada tipo de asfalto.

Además, la suspensión adaptativa posee la capacidad de actuar directamente en la zona trasera del vehículo para impedir su declinación por sobrepeso del maletero.

Amortiguación inteligente CDC

Amortiguacion inteligente CDC
En español, las siglas del sistema CDC de tercera generación se traducen como “Suspensión Electrónica Autoajustable”, un sistema capaz de adaptar la respuesta de los amortiguadores no sólo al estado del asfalto, sino al modo de conducción del usuario. Los sensores de la amortiguación inteligente CDC utilizan sensores que evalúan la velocidad, la aceleración transversal y la temperatura de la carretera. En cuestión de milisegundos, estos datos llegan a un microprocesador que determina cuál es la mejor opción de amortiguación en cada rueda, adaptando las condiciones al chasis. Apareció en 2001 instalado sobre vehículos de lujo como los Ferrari 575 M y Módena, el Maserati 3200 Coupé, el Infinity FX y un poco por debajo, el Audi A8 y el BMW Serie 7. Ahora, cada vez más fabricantes de automóviles incluyen de serie este sistema, como el Volkswagen Tuareg o los Opel Astra e Insignia.

Cómo comprobar el estado de los amortiguadores

Con el paso del tiempo, los amortiguadores van perdiendo gradualmente su resistencia, solidez, ajuste y contención con el estado del asfalto. Por eso, es importante saber cuándo cambiar los 4 ejes del vehículo para no dañar elementos ligados a la amortiguación como los neumáticos, las rótulas, los palieres o los semiejes. Desde EspacioCoches.com te recomendamos tener presente los siguientes consejos:

1. En el manual técnico del vehiculo podrás ver el modelo de amortiguadores y los kilómetros de duración y/o recambio que se deben seguir. La opinión de los talleres especializados es que los amortiguadores se deben revisar cada 20.000 km y no superar los 60.000 kilómetros sin cambiarlos por unos nuevos. Estos números pueden cambiar dependiendo si posees un vehículo que nunca ha salido del asfalto, o un modelo acostumbrado a paseos por el campo o la montaña, donde la suspensión se desgasta más rápidamente.

2. ¿Quieres saber si tu vehículo necesita un cambio de amortiguadores? Sólo tienes que prestar atención a los siguientes síntomas para saber si están dañados. Debes cambiar el sistema de suspensión de tu vehículo, cuando…

  • Notas que el coche recoge cada vez mayor distancia de frenado
  • El coche se balancea demasiado y muy rígidamente con vientos laterales
  • Los neumáticos se gastan más rápido de lo común
  • El coche ha perdido gobernabilidad a la hora de tomar curvas
  • El consumo del automóvil ha aumentado mucho
  • Existe un mayor riesgo de deslizamiento

3. Los entendidos en el mundo de la automoción, consideran la siguiente maniobra una prueba clara de que el vehículo necesita un cambio de amortiguadores: Con la ayuda de tu peso, presiona sobre la zona delantera del capó y luego suéltalo de golpe. Si el vehículo oscila una sola vez, entonces los amortiguadores están en perfectas condiciones, y si el coche da mas de un rebote, es que la amortiguación está desgastada y debería ser revisada.

4. Es importante tener en cuenta que los amortiguadores, al igual que sucede con los neumáticos, deben ser cambiados en parejas (delanteras o traseras), para garantizar el equilibrio del vehículo.

Cómo cambiar los amortiguadores

A continuación, he buscado un vídeo sobre cómo cambiar un amortiguador a través de unos sencillos pasos, cómo quitar los amortiguadores usados de tu vehículo y cambiarlos por unos nuevos. Así dispondrás de más información y todas tus dudas se verán resueltas.

En Espacio Coches valoramos siempre tu opinión, cuéntanos tus trucos y tus dudas.