Escrito por Tendenzias

Salon de Detroit 2007, finalmente lo último de este salón

Este excelente escaparate de cara al importante comprador americano fue utilizado por otras marcas para dar a conocer creaciones muy inte­resantes. Volvo, en la esfera de las marcas europeas compradas por Ford, presentó su nuevo XC60, un todo terreno ligero en la línea del XC90 pero de tamaño algo menor. También Lexus, que estáfuertemente implantada en los Estados Unidos, aprovechó Detroit para presentar su versión deportiva del IS, el modelo F, que también esperamos que llegue a nuestro mercado en un futuro próximo. Lamborghini impresionó a todo el mundo con los 640 CV de potencia de su LP640 en versión Roadster, y para el último lugar dejamos el comentario sobre la presentación del modelo más grande y caro de todo el Salón. Nos referimos al Rolls Royce Phantom Drophead Coupé. Si el Ocean Drive fue pre­sentado por Mercedes como un futuro automóvil para un reducido número de compradores, un Rolls Royce descapotable se destina a los más ricos y caprichosos de ese privilegiado elenco de millonarios.

Rolls Royce Phantom Drophead Coupe

De todas formas, el futuro Phantom Cabrio es un dos puertas más clá­sico en arquitectura, con capota blanda que se esconde bajo una bandeja de madera al abrirse. Su imagen con el techo abierto ha tomado un elemento estilística típi­co de las embarcaciones de super­lujo al emplear un acabado de este material y, aunque el conjunto peca de exageración y ostentación, no por ello deja de ser impresionante.

EspacioCoches.com

Newsletter
Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos