Conducción con lluvia: consejos, trucos y sus peligros

Incluso en verano, con más de 35º, te puedes encontrar conduciendo bajo una lluvia torrencial. Más allá de lo necesaria que sea el agua, estas condiciones de conducción suponen un peligro para ti y para cualquier vehículo que circule en ese momento. Para minimizar los riesgos, te damos algunos consejos, trucos y peligros de conducción […]
EspacioCoches.com

Incluso en verano, con más de 35º, te puedes encontrar conduciendo bajo una lluvia torrencial. Más allá de lo necesaria que sea el agua, estas condiciones de conducción suponen un peligro para ti y para cualquier vehículo que circule en ese momento. Para minimizar los riesgos, te damos algunos consejos, trucos y peligros de conducción con lluvia.

Conducción con lluvia: consejos, trucos y sus peligros portada

Conducción con lluvia: consejos

Lo primero de todo es repasar algunos consejos para la conducción con lluvia. Consejos que, obviamente, pueden salvarte la vida y que, en muchos casos, dependen del mantenimiento regular que le hagas a tu coche, tal y como te comentamos en los mejores consejos para el cuidado de tu coche en verano.

Conducción con lluvia: consejos, trucos y sus peligros velocidad

  • Menor velocidad – El primer y más obvio de los consejos para la conducción con lluvia es reducir la velocidad. Las condiciones de visibilidad, manejabilidad y control del vehículo empeoran de forma notable, y levantar el pie ayuda a minimizar riesgos.

Conducción con lluvia: consejos, trucos y sus peligros

  • No frenar – El frenado supone un riesgo de que las ruedas resbalen y pierdas el control del coche. Si es posible, lo más aconsejable es dejar de acelerar y que el vehículo pierda velocidad él solo.
  • No hagas movimientos bruscos – Evitar dar volantazos o hacer maniobras bruscas e inesperadas. No sólo puedes perder el control del vehículo, sino que puedes provocar una reacción en cadena con los vehículos que tengas cerca.

Conducción con lluvia: consejos, trucos y sus peligros nuemáticos

  • Mantenimiento – Los neumáticos siempre tienen que estar al día y en buen estado, al igual que los frenos y amortiguadores, elementos clave para que conducir bajo la lluvia sea mucho más seguro. Especialmente relevantes son los neumáticos, cuyo dibujo debe tener entre 1,6 y 2 milímetros mínimos de profundidad para ofrecer una evacuación de agua adecuada.
  • Distancia de seguridad – Con el suelo mojado, la distancia de frenada aumenta, por lo que se aconseja duplicar la distancia de seguridad con el vehículo que lleves delante.

Conducción con lluvia: consejos, trucos y sus peligros limpiaparabrisas

  • Cristales limpios – La visibilidad es fundamental cuando llueve. Por ello, los cristales deben estar siempre limpios, tanto por fuera, como por dentro. En el exterior, pon los limpiaparabrisas a una velocidad adecuada y comprueba que las escobillas estén en buen estado antes de hacer un viaje en condición de lluvia. En el interior, ajusta el sistema de climatización para evitar el vaho, pues puede ser un gran problema.
  • Luces puestas – Las luces de cruce siempre deben ir puestas. No sólo te ayudarán a conducir, sino que te harán más visible a otros vehículos. Si la lluvia es demasiado fuerte, enciende también las luces antiniebla.

Conducción con lluvia: trucos

Además de los consejos, te vamos a dar algunos trucos de conducción con lluvia que te serán muy útiles a la hora de coger el coche en esta situación.

Conducción con lluvia: consejos, trucos y sus peligros pintura

  • Conducir tranquilamente – Parece una obviedad pero si conduces con tensión, miedo e intranquilidad, las opciones de que pase algo se multiplican. A pesar de las condiciones, circula con suavidad y extrema la atención, pero manteniendo la tranquilidad en todo momento. Lo normal es que no pase nada, así que no te pongas en la peor de las situaciones y trabaja para que no ocurra.
  • Zona más seca – Al igual que pasa en la Fórmula 1, el coche de delante irá dejando ligeramente más seca la zona por la que pase. Así, si vas detrás de otro coche, procura mantener su camino y aprovecha el mayor o menor secado que haga de la calzada, para minimizar riesgos. Lo verás claramente en la carretera.

Conducción con lluvia: consejos, trucos y sus peligros distancia

  • Cuidado con la pintura blanca – Igual que la calzada está preparada para absorber el agua y evitar, en la medida de lo posible, la acumulación de agua, la pintura blanca no deja de ser pintura y no desagua cómo lo hace la calzada. En este caso, hay ocasiones en las que pisar esa pintura blanca de la carretera o de un paso de cebra puede hacernos patinar y perder el control del coche. Extrema la precaución cuando tengas pintura blanca cerca en plena lluvia.
  • Repelente de lluvias – Uno de los trucos más útiles que puedes usar es echar repelente de lluvia en el parabrisas, para ayudar a que el agua caiga más rápido y el limpiaparabrisas la retire de forma más eficiente.

Conducción con lluvia: sus peligros

Para terminar, señalamos los mayores peligros de la conducción con lluvia. Los elementos que más debes tener en cuenta en estas condiciones.

Conducción con lluvia: consejos, trucos y sus peligros aquaplaning

  • Aquaplaning – Es posible que ni hayas escuchado antes esta palabra. El aquaplaning es el efecto que se da cuando el coche pisa un charco y el neumático no tiene capacidad para evacuar todo el agua, por lo que pierde adherencia y el conductor pierde el control del coche. Si esto te pasa, recuerda que jamás debes tocar el freno. Tan sólo debes levantar el pie del acelerador, para que el coche pierda velocidad y sujetar el volante lo más fuerte que puedas, sin modificar la trayectoria, para recuperar el control lo antes posible.

Conducción con lluvia: consejos, trucos y sus peligros cristal

  • Visibilidad – Es la clave de la conducción en lluvia. Todos los cristales van a estar mojados por fuera y empañados por dentro, por lo que es fundamental mantener la máxima visibilidad posible. Si el limpiaparabrisas no da más de sí y no te permite ver con claridad, no lo dudes y para en cuanto puedas, esperando a que escampe para continuar.
  • Neumáticos – Los neumáticos es la única zona del coche que contacta con la carretera, por lo que su cuidado es imprescindible. Una incorrecta presión puede suponer un problema serio con conducción en lluvia. Así, si los neumáticos están inflados más de la cuenta, puede derivar en pérdida de adherencia. Si están bajos de presión, las zonas de drenaje no podrán evacuar el agua de forma correcta. Para saber el punto exacto de presión, mira el libro de mantenimiento de tu coche y el fabricante te lo indicará con exactitud.

Conducción con lluvia: consejos, trucos y sus peligros interior

  • Nubes de agua –  Cuando pasas cerca de un camión o un vehículo de gran tonelaje, ten en cuenta las nubes de agua que echan sus ruedas. Al ser vehículos más grandes, desaguan más cantidad de líquido y ésta irá directa a ti cuando les adelantes, complicando tu visión por momentos. Mantén la calma y agarra con fuerza el volante para que el coche no se te vaya.
5
5.00 - 1 Voto

También te puede interesar