Las claves y diferencias entre conducir un coche manual y uno automático

Siempre que vamos a comprar un coche, surge la misma duda: ¿manual o automático? Lo cierto es que no hay una respuesta mejor que la otra, pues cada conductor prefiere un modo u otro de conducir. Eso sí, para que sepas a qué atenerte, te contamos las claves y diferencias entre conducir un coche manual […]
EspacioCoches.com

Siempre que vamos a comprar un coche, surge la misma duda: ¿manual o automático? Lo cierto es que no hay una respuesta mejor que la otra, pues cada conductor prefiere un modo u otro de conducir. Eso sí, para que sepas a qué atenerte, te contamos las claves y diferencias entre conducir un coche manual y uno automático

Las claves y diferencias entre conducir un coche manual y uno automático portada

Las claves para conducir un coche manual

Por el momento, la mayoría de vehículos del parque móvil son manuales, por lo que las claves para conducir un coche manual son reconocibles para muchos conductores. No obstante, hay quienes sólo han cogido coches automáticos y las claves para conducir un coche manual les suenan a chino. Pasa lo mismo con las partes de un motor, el conductor medio no conoce ni la mitad de lo que hay en el interior de su coche.

Pon en marcha el coche

Las claves y diferencias entre conducir un coche manual y uno automático clásico

Para arranchar un coche manual, por lo general, lo haremos con la llave de contacto o el botón de arrancado. Al hacerlo, el motor estará encendido y dispuesto para poner el coche en marcha.

Embrague, palanca y marchas

Las claves y diferencias entre conducir un coche manual y uno automático palanca manual

Para mover el coche, el conductor debe jugar con el embrague, la palanca de cambios y el acelerador. Es un movimiento sencillo que se automatiza rápidamente, pero cuesta para quien no lo ha hecho antes.

Si queremos ponerlo en marcha, debemos pisar el embrague y meter la primera marcha. Con ella metida, soltaremos poco a poco el embrague, a la par que pisamos el acelerador, sin soltar del todo el embrague. Poco a poco, el coche irá moviéndose.

5 metros y segunda

Las claves y diferencias entre conducir un coche manual y uno automático utilitario

La primera marcha tan sólo sirve para mover el coche. Inmediatamente, debes meter segunda para comenzar a moverte con normalidad. Debes hacerlo de la misma forma, pisando el embrague y metiendo la segunda marcha en la palanca de cambios.

Hazlo con suavidad, sin movimientos bruscos, para que el coche no se revolucione, ni el motor sufra. Tan sólo recuerda que la segunda marcha es la que implica empezar a conducir.

Revoluciones

Las claves y diferencias entre conducir un coche manual y uno automático revoluciones

Junto al cuentakilómetros, tienes otro indicador que marca las revoluciones del motor. Cuando éstas lleguen a 3.000 revoluciones, debes cambiar de marcha, hasta llegar a quinta o sexta, el número de marchas más habitual en los coches manuales actuales.

Conviene llevar marchas largas, para ir más seguro y conducir de forma más eficiente. Y a la hora de reducir velocidad, igual debes cambiar de marcha, en este caso hacia abajo.

Parar el coche

Las claves y diferencias entre conducir un coche manual y uno automático palanca lateral

Para detener un coche manual, debes tener en cuenta que se puede calar. Por ello, si vas a parar, recuerda pisar el embrague para que no se apague el motor. Una vez parado, puedes poner el punto muerto y quitar el pie del embrague. Si tienes una marcha metida, no podrás retirarlo.

Las claves para conducir un coche automático

Las claves para conducir un coche automático son completamente opuestas a las de un modelo manual. Es un proceso muy fácil pero cuesta hacerse a ello cuando vienes de un coche manual.

Palanca de cambios

Las claves y diferencias entre conducir un coche manual y uno automático Porsche

En un coche automático, vas a cambiar las marchas por letras. Así, es fundamental que te aprendas el significado y funcionamiento de esta nueva palanca de cambios en la que vas a encontrar cuatro posiciones.

  • P (Parking) – Es la posición que debe tener el coche cuando está parado, así evita que se mueve. De hecho, algunos coches no se mueven en esta posición.
  • N (Neutral) – Es el punto muerto
  • D (Drive) – La posición que debes poner para mover el coche
  • R (Reverse) – Marcha atrás

En algunos modelos puedes llegar a encontrar dos posiciones más:

  • S (Sport) – Conducción deportiva
  • W – Cuando la carretera está deslizante o tiene poca adherencia

Pon en marcha el coche

Las claves y diferencias entre conducir un coche manual y uno automático Mercedes

Cuando hayas arrancado el coche, deberás pasar la palanca de la N a la D. Basta con tocar un poco el acelerador para que el coche empiece a moverse. No hará falta que vuelvas a tocar la palanca de cambios hasta que pares o quieras dar marcha atrás.

Parar el coche

Para detener el coche, aprieta el freno y pon la palanca de cambios en la P (Parking). A continuación, echa el freno de mano y detén el motor.

Las diferencias entre conducir un coche manual y un automático

Partimos de la base de que la mayoría de autoescuelas enseña a conducir con coches manuales, por lo que hay mayoría de conductores que comienzan por esta opción. No obstante, quienes prueban un coche automático, aseguran que resulta mucho más sencillo. Sea como sea, éstas son las diferencias entre conducir un coche manual y un automático.

Un pedal menos

Las claves y diferencias entre conducir un coche manual y uno automático drive

La primera y más obvia diferencia es que el coche manual tiene tres pedales, por los dos del modelo automático. En éste, se pierde el pedal del embrague que no es necesario. Así, en el coche automático se deja de usar el pie izquierdo y es el derecho el que controla los dos pedales, acelerador y freno. Acostumbrarse es más sencillo de lo que cabría esperar.

Cambio manual y cambio secuencial

Las claves y diferencias entre conducir un coche manual y uno automático Ford

Mientras en el cambio manual, el conductor debe realizar el cambio de marcha de forma permanente, en el cambio automático es el propio coche quien establece la marcha. No obstante, hay algunos cambios automáticos secuenciales que requieren mover la palanca de cambios para subir o bajar de marcha.

Diferencia de precio

El coche automático es más cómodo y avanzado que el manual y eso se nota en el precio. De hecho, sólo hay que echar un ojo a cualquier catálogo para ver que el modelo automático siempre es más caro que el manual.

Al precio más elevado se suma el hecho de que el mantenimiento de una transmisión automática es más caro y requiere más visitas a la casa. De hecho, que se rompa la transmisión automática puede ser una faena de las buenas a nivel económico.

Conducción eficiente

Las claves y diferencias entre conducir un coche manual y uno automático Mercedes Benz

La transmisión automática es cada vez más eficiente. Lógicamente, si dejamos los cambios en manos del coche, siempre serán más exactos que los que pueda hacer una persona. Esto tiene su repercusión en el consumo del vehículo. Así, los automáticos tienen un consumo medio por debajo de los manuales.

5
5.00 - 1 Voto

También te puede interesar