Escrito por Tendenzias

Multas de aparcamiento: cuáles son, cuánto valen y cuándo prescriben

Las multas de transito son un mal necesario que uno tiene que tratar de evadir siempre. Irremediablemente a lo largo de la vida y de los años, nos topamos con alguna de estas infracciones. Uno lamentablemente no es inmune a cometer alguna equivocación o descuido cuando conduce, por este motivo, a continuación, os comentaré una de las más comunes, las multas de aparcamiento.

multa2

Las multas de aparcamiento

Hemos dejado nuestro coche unos minutos mal aparcado para hacer un recado y ¡zas!, cuando volvemos tenemos una multa en el parabrisas o, peor aún, se ha llevado nuestro coche la grúa.

Los cuerpos de seguridad que están capacitados para poner la multa son: la Guardia Civil, la Ertzaintza, la policía y los Mossos de Esquadra. Estos se encargan de la vigilancia y la disciplina del tráfico en toda clase de vías interurbanas y en travesías cuando no exista policía local, así como la denuncia y la sanción de las infracciones a las normas de circulación y de seguridad en dichas vías.

En los lugares más importantes se puede cobrar hasta una multa de 60 euros si uno esta mal aparcado, uno de estos lugares es el Ayuntamiento de Zamora, un casco histórico que es cuidado meticulosamente para que nada lo dañe. Pero también hay otros lugares importantes que pueden acarrear grandes costes, por lo que hay que tener mucho cuidado.

multa

Dependiendo la zona en la que se encuentre su coche, el precio de la multa variará, pero de todos modos no se confié demasiado, ya que puede que lo engañe el panorama y sea un lugar de estacionamiento prohibido.

Si usted toma los recaudos necesarios, y no estaciona en lugares marcados, prohibidos, etc., nunca le llegarán este tipo de multas. Siempre debe estar atento.

Por qué nos pueden poner una multa de aparcamiento

multa aparcamiento Según el código de circulación está prohibido el aparcamiento en las siguientes zonas:

En medio de una curva; en cambios de rasante, túneles y pasos a nivel; en los carriles bici, de bus y taxi; en los cruces; en un paso de peatones; en paradas de taxis o de cualquier otro transporte público; en las vías del tranvía; en sitios donde puede entorpecer la circulación; en lugares donde se impida ver señales de tráfico que afecten a peatones o vehículos; y en autovías o autopistas (salvo en las zonas apartadas destinada a ello, como las áreas de descanso). Por su parte, tampoco se puede aparcar en las zonas expresamente prohibidas por los ayuntamientos, en zonas con límite de horario sin el correspondiente tique, en zonas de carga y descarga, en las señalizadas para los minusválidos, encima de aceras, en los pasos de peatones, en los vados, ni en doble fila, aunque sean “5 minutos”.

Por tanto, si algún agente del orden nos pilla cometiendo alguna de estas infracciones, seremos multados con toda seguridad, salvo en casos totalmente excepcionales de máxima necesidad.

Multas del SER (Servicio de Establecimiento Regulado)

multa ser aparcamiento Ya hemos dicho que las figuras del orden autorizadas para poner multas de aparcamiento son las Guardia Civil o La Policía Nacional, además de los cuerpos de seguridad propios de una región, caso de la Ertzaintza o los Mossos. Sin embargo, también existen otras zonas en las que el “dueño” de las plazas no es el Ayuntamiento, sino que cede la concesión a una empresa privada. Nos referimos, como todos sabemos, a las zonas azules o zona verde.

Los operarios que trabajan controlando el aparcamiento en estas zonas están autorizados para poner avisos de multa solo y exclusivamente en estas zonas, pero nunca en otras zonas donde la competencia pertenece a los organismos que hemos citado en el párrafo anterior. Asimismo, las multas de la zona azul no son efectivas hasta que son reconocidas y comunicadas por la institución pública que corresponda, en este caso el ayuntamiento.

Las multas del SER generalmente pueden ser anuladas previo pago de una cantidad (normalmente 4 euros) en las propias máquinas expendedoras de tickets.

loadInifniteAdd(infinite_adv_1);

Video: Cómo evitar multas de tráfico

A continuación podéis ver un vídeo humorístico con una curiosa idea para evitar as multas de aparcamiento. ¿Creéis que podrían funcionar en la vida real?

¿Qué datos deben aparecer en la notificación?

Y después de hacer un recado de menos de 5 minutos, regresamos a nuestro coche y ¿qué encontramos? Nos han puesto una multa por estacionamiento indebido. Es normal que esto pueda ocurrir, pero ¿qué datos deben aparecer en la notificación? Esto es lo que queremos enseñaros ahora para que conozcáis por completo las consecuencias de la notificación. Empezamos.

Existen diversas maneras de notificar una multa que varían en función de la infracción cometida. Si la infracción la detecta un miembro de los cuerpos de seguridad, la notificación puede ser entregada en el acto. Esta notificación incluirá los datos del denunciado, los datos del vehículo, el tipo de infracción cometida y el domicilio en la que recibirá dicha notificación oficial. Una vez recibamos la notificación oficial, existe un plazo de entrega estimado, que se indica en dicha notificación, para beneficiarse del descuento por pago previo o bien el periodo de tiempo que tiene para recurrir dicha sanción. En caso de que la notificación se haya hecho en mano, no llegará ningún otro documento a su domicilio. Mientras que si recurre la multa, entonces podrá recibir la decisión tomada después del recurso.

En caso de que el agente del cuerpo de seguridad no haya decidido detenernos, pero sí ha notificado dicha infracción, entonces es posible que la notificación llegue posteriormente al domicilio. ¿En qué casos puede decidir el agente no pararnos? Pues bien, si supone un peligro la detención del vehículo para la seguridad vial de los demás, cuando no se encuentre el conductor en el vehículo, por medio de las distintas cámaras de radares o semáforos o incluso si el agente se encuentra controlando el tráfico y no dispone de los medios necesarios para iniciar una persecución. En este caso, la notificación se enviará a la dirección electrónica del denunciado.

Por tanto, si no se llevan a cabo estos procedimientos así como la notificación de la sanción no incluye todos estos datos, el denunciado podrá recurrir la multa.

loadInifniteAdd(infinite_adv_2);

¿Cuándo prescriben las multas de aparcamiento?

De conformidad con lo establecido en la Ley sobre Tráfico, Circulación de Vehículos a Motor y Seguridad Vial, toda sanción de tipo leve prescribe en un periodo de unos 3 meses, mientras que las graves o muy graves, como puede ser la conducción de un vehículo sin disponer del carné de conducir, prescriben a los 6 meses. No obstante, aquí se divide la sanción por estacionamiento indebido, cuyo periodo de prescripción comienza a contabilizar desde el momento en que se comete la infracción. Para que quede claramente explicado, si se ha cometido una infracción leve en junio y no se notifica al conductor hasta noviembre, entonces dicha sanción habrá prescrito dado que el periodo de duración se ha sobrepasado. Sin embargo, los servicios de administración pueden detener el periodo de prescripción en caso de que el domicilio del sancionado requiera un tiempo de búsqueda muy superior.

Si tienes alguna duda sobre los tipos de multas, cómo recurrir una multa o dónde pagar las multas, puedes consultar las siguientes entradas. Encontrarás toda la información que necesitas saber para afrontar cualquier sanción al volante.

Enlaces de interés

EspacioCoches.com

Newsletter
Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos