Escrito por

¿Qué hago con mi coche si me mudo a otra ciudad?

La pregunta que nos hacemos en este artículo está planteada por una lectora del blog ¿te llevarías tu coche si te mudas a miles de kilómetros de distancia? ¿Qué hago con mi coche si me mudo a otra ciudad?

traslado-de-vehiculos

Mudarse es una experiencia estresante. Si la mudanza es a otra ciudad situada, a cientos o miles de kilómetros, se convierte en toda una odisea en la que mucha gente no sabe cómo actuar.

Cómo trasladar mi vehículo

Lo primero que debemos hacer, a la hora de trasladar nuestro vehículo (coche, moto, caravana) a otra ciudad, es planificar el proceso con unas semanas de adelanto. Así, podremos encontrar una empresa de transportes adecuada, que satisfaga nuestras necesidades y que sea capaz de llevar el coche de la mejor forma.

Muchas veces pensamos que hacerlo conduciendo es la manera más simple, pero no contamos con el desgaste que sufrirá el vehículo. Además, tendremos gastos añadidos como son combustible, alojamiento y comidas durante el viaje.

Tipos de transporte

A la hora de hacer el traslado, existen dos tipos de transporte: transporte de puerta a puerta y transporte de terminal a terminal. ¿En qué consiste cada uno de ellos?

  • Transporte de puerta a puerta – Básicamente, recogen el vehículo en nuestro domicilio y lo dejan en nuestro nuevo
  • Transporte de terminal a terminal – El transporte se hace desde una base previamente establecida y se deja en otra base en la ciudad de destino.

Controla el coste de la mudanza

Importante: controla el coste de la mudanza. Debes tener en cuenta el precio de este servicio. El coste en estos servicios se basa en tres elementos fundamentales:

  • Ciudad de destino y de origen
  • Volumen del vehículo
  • Día que queremos hacer el traslado

La mayor parte de las compañías de mudanzas aplican sus tarifas en función de las horas y no de los kilómetros que vayamos a recorrer. No obstante, algunas combinan varios ambos factores, y alguno más.

Traslado al extranjero

¿Qué pasa si el traslado es a una ciudad del extranjero? A priori, contamos con dos opciones: dejar el coche en España o llevárnoslo. Teniendo en cuenta los precios de los coches en otros países, interesa llevárselo si el coche está bien. A pesar de ello, las empresas de transporte internacional de vehículos, son unas grandes desconocidas. Sólo dos de cada 10 personas que se trasladan al extranjero, contratan una para llevar su coche.

Y lo cierto es que estas compañías logísticas están sobradamente preparadas para ello. Para empezar, cuentan con vehículos especiales para este tipo de traslados. Es más, llevar y traer coches es algo hasta sencillo para ellos. Sin ir más lejos, este servicio se puede contratar de dos formas:

  • Con un destino prefijado – La compañía recoge tu coche en España y lo lleva donde le indiques. Obviamente, tanto origen como en destino, debe haber alguien para entregar y recoger el coche.
  • Viajando con el propio coche – Por un lado, puede que desconfíes de la empresa. Por otro, te haces el viaje con tu coche, y así te ahorras el avión. No obstante, cada vez más gente viaja con la compañía logística, ya sea en la cabina, ya sea en su propio vehículo.

Sea como sea, hay muchas alternativas sencillas para trasladar un vehículo al extranjero. Además, con la salida masiva de gente fuera de España, han aflorado muchas empresas de transportes de vehículo internacionales. Es decir, los precios se han ajustado más de lo que mucha gente piensa. Así, trasladar un vehículo fuera de España sale relativamente económico. Por lo tanto, es una alternativa a tener muy en cuenta.

Permiso de circulación

Para terminar, no olvides un elemento importante como es el permiso de circulación. Muchos conductores no saben que, a pesar de empadronarse en otra ciudad, el vehículo puede seguir empadronado en la anterior. Sí, conductor y vehículo no van de la mano. Pagan impuestos por separado y, como tal, deben empadronarse cada uno por su lado, en la nueva ciudad.

Cuando estés establecido en tu nueva ubicación, debes ir al Ayuntamiento de turno y solicitar el empadronamiento del vehículo. Tienes hasta que termine el año hábil. Es decir, a menos que te mudes un 30 de diciembre, hay margen. Y es que el impuesto se paga a principios de año, para el propio año en curso.

No hacerlo, al menos en algunos ayuntamientos, te puede generar un problema. Es un trámite sencillo y gratuito que no te llevará demasiado tiempo. Además, puede que te ahorres un dinero, si el permiso de circulación de tu nueva ciudad es más barato que el de la anterior.

También te puede interesar:

Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos