Coches Lancia

Los coches Lancia son lo que son gracias a Vicenzo Lancia, quien lanzó la marca allá por 1906 en Turín (Italia). Ya en 1969, coches Lancia pasa a formar parte del gigante Grupo Fiat. A pesar de ello, los coches Lancia conservan su sello, su estilo y, sobre todo, que el nombre de sus modelos sean letras del alfabeto griego.

Desde el año 2010, cuando el Grupo Fiat adquirió al Grupo Chrysler, las sinergias entre la marca estadounidense y Lancia han sido tremendas. No en vano, muchos coches Chrysler retirados de Europa, han sido reemplazados por modelos Fiat. Así, Fiat se encargará del viejo continente, mientras que Chrysler ocupa el mercado USA y de Reino Unido.

Lancia Ypsilon

El Lancia Ypsilon es el coche más conocido de la casa Lancia. Y lo es porque ha arrasado en ventas, compitiendo con los tops del segmento B. Lanzado en 2003, el Lancia Ypsilon sufrió una notable renovación en 2010. En ella, para empezar, se lanzó un modelo cinco puertas y se llevó su longitud hasta casi los 4 metros. El objetivo era otorgar mayor comodidad al habitáculo.

La colaboración con Magneti Marelli permitió al nuevo Lancia Ypsilon contar con unos faros bi-xenón que, en su momento, fueron revolucionarios. Y circulares. Y es que el estilo era algo primordial en este Lancia Ypsilon renovado. De hecho, su interior lo deja así de claro. Un salpicadero casi diáfano pero muy estético, una consola flotante desde la que controlar los elementos del interior y un sistema envolvente de audio con 8 altavoces.

El Lancia Ypsilon, además, conjugaba su toque deportivo con la posibilidad de acceder a 16 colores, además de seis revestimientos y tres tipos de llantas. En cuanto a la motorización, el Lancia Ypsilon cuenta con dos motores gasolina: 1,2 de 69CV o 0.9 de 85 CV; y otros dos diésel: 1.3 95 CV y 1.2 bifuel. Además, fue de los primeros utilitarios en contar con Start & Stop, ahorrando hasta un 15% de combustible.

Lancia Delta

Cuando el Lancia Delta llegó al mercado en 2008, los expertos en el mundo del motor quedaron alucinados. El motivo es que en vez de líneas clásicas y predecibles como las que siempre habían tenido los coches Lancia, encontraron un modelo casi futurista. No sólo eso, su interior destilaba calidad y refinamiento.

Tras el shock inicial, el Lancia Delta no se quedó ahí. En 2011 y en 2013 fue, de nuevo, rediseñado, ofreciendo a los clientes tres tipos de interiores: Silver, Gold y S. Su motorización también se amplió. Así, el Lancia Delta estaba disponible en diésel 1.6 Multijeto de 105 o 120 CV o en la versión 1.9 Multijet Twinturbo de 190 CV.

En todos los casos, la caja de cambios ofrece 6 velocidades y un interior de lo más cómodo, en el que los ocupantes son lo primero. No así sus pertenencias, pues el maletero es uno de los grandes hándicaps de este Lancia Delta.

Si quieres más información sobre el Lancia pincha aquí para ver su ficha completa

Lancia Musa

El Lancia Musa es el heredero del ya retirado  Lancia Idea. Es decir, hablamos de un monovolumen pequeño y manejable cuyo diseño no deja indiferente a nadie. O lo amas o lo odias. No obstante, lo que es innegable, es que el Lancia Musa tiene la calidad premium que ofrece a sus compradores, al precio de los monovolúmenes más económicos.

Además, con su última renovación, el Lancia Musa cambió de forma radical su imagen original. Lo hizo para ser más funcional y aprovechable, para empezar, en el maletero que tantos problemas había dado a Lancia en otros modelos. En el caso del Lancia Musa, el maletero coge hasta 390 litros. Ahora, plegando los asientos de atrás, el volumen aumenta hasta los 1.488 litros.

Sus motores ofrecían dos alternativas. La de gasolina, con 1,4 litros y 16 válvulas para 95 CV; o la versión diésel 1.3 Multijet de 95 CV. En ambos casos, con seis velocidades manuales de serie, sustituibles por una automática.

Lancia Voyager

¿Por qué se llama el Lancia Voyager igual que el Chrysler Voyager? Básicamente porque es el mismo modelo. Resulta que el Chrysler Voyager dejó de venderse en España, por motivos de distribución. No obstante, y en vista de que este monovolumen seguía teniendo tirón, Lancia Voyager llegó para sustituirle y mejorarle. Eso sí, incluyendo elementos del desaparecido Lancia Phedra.

Renovado en 2011, el Lancia Voyager tiene un interior más cuidado, sus materiales son mejores y el diseño más actual. Todo mejoras. Además, el Lancia Voyager tiene siete plazas que se pueden esconder por completo, creando un espacio de carga tremendo. Su motor es un 4V en línea de 2,8 litros y 178 CV que se quedan algo escasos de potencia para un vehículo tan grande.

loadInifniteAdd(infinite_adv_1);

Eso sí, entre los elementos de serie se incluyen cosas como seis airbags, tapicería de piel, climatizador de tres zonas, puertas traseras eléctricas, control de presión de neumáticos y llantas de aleación de 17 pulgadas.

Lancia Thema

El Lancia Thema es el mismo caso que el Lancia Voyager, salvo que en este caso es una berlina premium. Cuando Chrysler dejó de vender este modelo en España, Lancia tomó el nombre y el modelo, para clonarlo y mejorarlo. Algo que no es sencillo en un Lancia Thema con más de 5 metros de largo. Eso sí, el Lancia Thema también coge muchos elementos del Lancia 300C.

Quien haya visto un Lancia Thema, no lo habrá olvidado. De aspecto tosco y rotundo, el Lancia Thema es un modelo muy de aparentar. Eso sí, por dentro no lo necesita. Cómodo, amplio y lujoso, es una opción tremenda para ir de copiloto o en la parte de atrás. Además, el motor V6 RCD de 3 litros y 190 o 239 CV, hacen que no pierda potencia por muy lleno que vaya.

Lo malo de este Lancia Thema es que el precio está algo inflado. Eso sí, su versión de acceso cuenta con un bestial equipamiento de serie. Desde el acceso y arranque sin llaves, a los faros de doble xenón o la cámara de visión trasera. Un coche que parece de otra época, hasta que lo miras por dentro.

Últimos
Artículos