Coches Mini

El Mini es un pequeño automóvil del segmento A producido por la British Motor Company y sus empresas sucesoras entre los años 1959 y 2000. Este automóvil, el más popular de los fabricados en Gran Bretaña, fue entonces remplazado por el nuevo MINI, lanzado en 2001. El original está considerado como un icono de los años 1960, y su distribución ahorradora de espacio con tracción delantera influyó sobre una generación de fabricantes de automóviles. En la encuesta internacional para determinar el automóvil del siglo más influyente en todo el mundo, el Mini quedó segundo, solo detrás del Ford T.

Este revolucionario automóvil fue diseñado en BMC por Alec Issigonis. Fue fabricado en el Reino Unido en las factorías de Longbridge y Cowley, Oxford, y más tarde también en Australia, Bélgica, Chile, Italia, Portugal, Sudáfrica, España, Uruguay, Venezuela y Yugoslavia. El Mini original tuvo tres actualizaciones importantes: el Mk II, el Clubman y el Mk III. El “Mini Cooper” y “Mini Cooper S” fueron versiones deportivas que tuvieron grandes éxitos como vehículos de rally, ganando tres veces el Rally de Monte Carlo. Mini destacaba sobre todo por su fácil conducción y su gran estabilidad: era un coche pequeño, rápido y de mucha calidad, aunque a veces la resistencia del motor no respondía a las expectativas de dureza que auguraba el prestigio de la marca a causa de sus frecuentes, insólitas y costosas averías: resultaban demasiado repetitivas sus visitas obligadas al taller.

Comenzó a venderse como Austin Seven y Morris Mini Minor, además de variantes sedán como Wolseley Hornet y Riley Elf.

El Mini se fabricó en varias carrocerías: una cupé de dos puertas, una versión familiar, una furgoneta, el pickup, un modelo playero sin puertas y el “Moke”, una variante todoterreno.

Su carrocería fue construida con metal (se empleó acero en las carrocerías originales) y con fibra de vidrio (en países como Venezuela y Chile, las leyes locales requerían que los coches tuviesen un alto porcentaje de piezas locales, así que la fibra de vidrio estuvo presente en ambos países; presentaba además frente a los coches originales en acero, la ventaja de no sufrir oxidación). El Mini fue producido con motores gasolina de 850, 1000 y 1100 cc de cilindrada, además del Austin Mini Cooper de 1275 cc de cilindrada y doble carburador. Los Mini, como los MG 1300 Mark II (carrocería BMC ADO 16) estaban equipados con suspensión hidráulica Moulton, que le daba una gran suavidad de marcha.

Su tablero analógico estaba empotrado en un panel de madera de caoba. Su centro de gravedad sumamente bajo lo hacía ideal para tomar curvas a elevada velocidad. Además, su reducido tamaño permitía estacionar fácilmente.

Mini 5 Puertas

Después de presentarse como prototipo en el Salón de Ginebra de 2014, llega a nuestro país la versión definitiva del MINI con carrocería de cinco puertas. Además de montar las dos puertas traseras, estira la longitud de su carrocería hasta los cuatro metros y supera a su hermano de tres puertas en 16 centímetros. Este crecimiento se aprovecha sobre todo en las plazas traseras, más holgadas gracias aun distancia de ejes de siete centímetros. Eso es un hueco considerable para las piernas. En cuanto al maletero, alcanza los 278 litros, es decir, supone un incremento de 67 litros frente al Mini Hatch. Cuatro motores componen la gama del Mini cinco puertas, dos gasolina y dos turbodiésel. Los primeros arrancan con un tres cilindros y tecnología ‘Twin Power Turbo’, 1,5 litros de cilindrada y 136 caballos. Le sigue un cuatro cilindros con dos litros y 192CV que se convertirá, de momento, en el más potente de la gama. En el apartado de gasóleo, dispondrá de un tricilindrico con 116CV como acceso, mientras el ‘Mini Cooper SD’ se moverá con el conocido propulsor 2.0 de 170 caballos. A nivel de chasis, la novedad se encuentra en los reglajes específicos de la suspensión para el nuevo tamaño del coche. El resto del bastidor se mantiene intacto con el objetivo de mantener ese tacto deportivo que destilan todos los MINI. El control de estabilidad (con control de tracción ‘DTC’ incluido) se ofrece de serie. Como opcionales, aparecen un buen número de sistemas de asistencia a la conducción, como el control de crucero dinámico, el cambio automático de luces o el ‘Head-Up Display’. Dentro del equipamiento de serie, eso sí, el nuevo MINI de cinco puertas cuenta con climatización automática bizona, iluminación ambiental, paquete de compartimentos, ordenador de a bordo y volante deportivo de cuero (con multifunción y control de crucero en ‘MINI Cooper S’ y ‘MINI Cooper SD’).

Mini Cabrio

El diseño exterior del MINI Cabrio es inconfundible. Se ha logrado un equilibrio entre elegancia y deportividad, un matrimonio que debe ir intrínseco en cualquier buen cabriolet. El MINI Cabrio acompaña al cambio de estética de la marca, sirviendo en la gama un arma de diversión fruto de unir la deportividad característica de la marca con la posibilidad de hacerlo a cielo abierto. Este MINI Cabrio mide 98 milímetros más que su antecesor y 44 más en la cota de anchura. Con el crecimiento, también, de su batalla y su ancho de vías, se otorga a los cuatro ocupantes de espacio adecuado para poder viajar sin complicaciones. Las cotas van acompañadas de un extenso catalogo de colores, estrenándose en este modelo el color metalizado ‘Caribbean Aqua’. Su capota textil es de alta calidad, con un mecanismo para abrir y cerrar completamente, así como función de techo corredizo. El pliegue es en forma de ‘Z’ y se puede accionar hasta una velocidad máxima de 30 km/h. El motor de accionamiento de última generación es sumamente silencioso, y hace la operación en unos 18 segundos. Esta capota está disponible también en versión ‘MINI Yours’, con una imagen tejida especial de la bandera ‘Union Jack’. Existe también una barra antivuelco que garantiza la seguridad, aunque no es visible y se activa automáticamente en el caso de que fuese necesaria.

Cuando la capota está cerrada el volumen del maletero es de 215 litros y disminuye hasta los 160 litros cuando el techo está quitado. El habitáculo del MINI Cabrio ha mejorado su ergonomía, al igual que toda la gama, con la nueva disposición de mandos. La combinación de colores interiores, y el uso de ciertos materiales, es acertada y, sobre todo, de carácter premium. El nuevo MINI Cabrio llega al mercado con cinco variantes salientes de una nueva generación de motores con tecnología ‘TwinPower Turbo’. Motores de gasolina de tres cilindros, uno de 102CV en el ‘MINI One Cabrio’, y otro de 136CV en la versión ‘Cooper’. Hay uno más de gasolina, de cuatro cilindros, que desarrolla 192CV, el del ‘Cooper S Cabrio’. Por su parte, hay dos motores diésel, el del ‘Cooper D’ que es de tres cilindros y 116CV y el del ‘Cooper SD’ que cuenta con cuatro cilindros y 170CV. Se estrena también el nuevo ‘MINI John Cooper Works Cabrio’, el modelo más deportivo existente en el segmento de los descapotables pequeños. Un modelo que gana en aspecto con su imagen extrovertida. Se equipa con el motor de manufactura MINI más potente: el cuatro cilindros de dos litros y 231CV, que ofrece un par máximo de 320 Nm. Un motor que para el crono en el 0-100 km/h en 6,6 segundos.

Mini Clubman

MINI afirma que el MINI Clubman continúa con el cambio generacional que está experimentado toda la gama de vehículos del fabricante británico, mientras que el modelo de seis puertas se presenta con un mayor tamaño y capacidad en el interior, cargado de asistentes y otros equipamientos en materia de tecnología. En el exterior, presenta una longitud de 4,25 metros, una anchura de 1,80 y una altura de 1,44 metros, mientras que la distancia entre ejes se muestra en 2,67 metros. El diseño exterior sigue la línea del MINI de cinco puertas, con un frontal comandado por una enorme parrilla y entradas de aire en los pasos de rueda delanteros, un perfil que muestra cuatro puertas laterales y una altura de hombros que resalta la anchura del vehículo, una línea de techo largo, una trasera prominente con las características puertas dobles de estilo ‘Clubman’ y combinaciones de colores en la carrocería que sirven para crear un contrate con el techo y los retrovisores, los cuales se pueden elegir entre blanco, negro o plata. En el habitáculo, el MINI Clubman presenta el mismo diseño que el MINI compacto, con un panel de instrumentos grande que integra una pantalla para controlar todo el sistema de infoentretenimiento y retroiluminado con tecnología LED. Cuenta con un túnel de transmisión elevado que da cobijo al freno de mano eléctrico, toda una novedad en el Clubman. En cuanto a capacidad del maletero, este cuenta con 360 litros que se pueden ampliar hasta 1.250 litros si se abaten las plazas posteriores.

Bajo el capó y en la primera fase de lanzamiento del MINI Clubman, varias motorizaciones componen toda la gama de propulsores del renovado modelo de MINI. El ‘Cooper Clubman’, con un propulsor tricilíndrico ‘TwinPower Turbo’ de 1,5 litros y 136CV; el ‘Cooper S Clubman’, cuyo motor es el conocido cuatro cilindros de gasolina ‘TwinPower Turbo’ de 2,0 litros y 192CV; mientras que la opción de gasóleo la compone el motor de cuatro cilindros ‘TwinPower Turbo’ de 2,0 litros y 150CV en la variante ‘Cooper D Clubman’. Unos meses tras su lanzamiento, se incorporan a la gama una versión de acceso gasolina con el 1,5 tricilíndrico algo ‘descafeinado’, que ofrece 102CV en la versión ‘Clubman One’ y dos motorizaciones diésel: el tres cilindros 1,5 de 116CV en el ‘One D’ y una versión potenciada del bloque 2.0 con 190CV, disponible en el ‘Cooper SD Clubman’. Todos los motores están asociados a una transmisión manual de seis velocidades o una opcional de ocho velocidades ‘Steptronic’. Con esta última transmisión automática de ocho velocidades ‘Steptronic’, el MINI Clubman dispone de tres modos de conducción diferentes: ‘MID’, ‘Sport’ y ‘Green’, los cuales tienen la capacidad de influir en la curva de potencia y la dinámica de cambio de la transmisión ‘Steptronic’. Por otro lado, asistentes de seguridad como el control dinámico de estabilidad y de tracción, diferencial con bloqueo electrónico y suspensión deportiva con control dinámico de rebote son algunos de ellos. Dentro del equipamiento opcional del MINI Clubman se encuentra el sistema ‘Head-Up Display’, el asistente de aparcamiento con cámara de visión trasera, control de crucero adaptativo basado en cámaras, advertencia de colisión y peatones con función de frenada de emergencia y detección de señales de tráfico.

Nuevo Mini Countryman

La segunda generación del MINI Countryman continua con la ofensiva del fabricante en el segmento compacto premium. El MINI Countryman es el modelo más versátil, más práctico y con el corte más familiar dentro de la gama. Su desarrollo, completamente nuevo, está unido a claros avances en materia de habitabilidad, funcionalidad, deportividad y características premium. La nueva generación del MINI Countryman supera la longitud del modelo anterior en unos veinte centímetros y el ancho en aproximadamente tres centímetros. También aumenta la distancia entre ejes del conjunto. Este crecimiento ofrece una comodidad y un espacio claramente mejorado para los ocupantes en las cinco plazas disponibles, así como una clara mejora del volumen de almacenamiento y la versatilidad en el transporte de equipaje. La posición elevada del asiento proporciona una vista perimetral inmejorable. Las plazas traseras se pueden desplazar un máximo de trece centímetros en sentido longitudinal. El respaldo abatible del asiento trasero se puede dividir en relación de 40:20:40. Además, también se puede modificar la inclinación para conseguir mayor comodidad para los asientos y mayor espacio de almacenamiento en la parte trasera. La capacidad del maletero es de 450 litros y se puede ampliar hasta los 1.390 litros según las necesidades. Esto supone, comparado con el modelo anterior, un aumento de hasta 220 litros. Como equipamiento opcional se encuentra disponible el accionamiento eléctrico para el portón trasero o el original ‘Picnic Bench’, una opción única que consiste en una superficie de apoyo flexible extraíble del maletero que ofrece asiento para dos personas.

Mini John Cooper Works

Este prototipo es el sucesor del Mini John Cooper Works GP de 2012 y Mini Cooper S con Kit GP del 2006, series especiales y limitadas a 2.000 unidades. El John Cooper Works GP Concept nos adelanta cómo será el nuevo miembro más radical de la familia Mini en el Salón de Frankfurt.

Su llegada coincide con las victorias de Mini hace exactamente 50 años en el Rally de Montecarlo. Estéticamente nos encontramos un prototipo agresivo. En el frontal destacan grandes entradas y deflectores de aire, los característicos faros elípticos de Mini, la rejilla hexagonal del radiador y la toma de aire en el capó.

loadInifniteAdd(infinite_adv_1);

estos elementos se suma la poca distancia al suelo que tiene el prototipo, la anchura del vehículo y los voluminosos pasos de rueda. Mini ha utilizado materiales ligeros, como la fibra de carbono, que optimiza la relación peso/potencia del vehículo.

Las tonalidades que predominan en la carrocería son el Black Jack Anthracite, una mezcla entre entre el gris y el negro, y el color Curbside Red metalizado (una tonalidad de rojo mate). En el frontal vemos también detalles en Highspeed Orange.

En el lateral aparece el número 0059 que hace referencia al año en el que nació el Mini clásico: 1959. Las imponentes llantas de aleación tienen 19 pulgadas con un diseño de cinco radios. Al igual que en el frontal, estas se componen de los colores Curbside Red metalizado, junto con el Highspeed Orange en el interior de las llantas, y el logotipo GP.

En la zaga destaca el prominente alerón del techo. Al igual que el Mini Electric Concept, el diseño de las luces traseras de LED, es un guiño al diseño de la bandera inglesa. El clásico tubo de escape en la parte central mantiene la tradición de los John Cooper Works.

Un interior inspirado en la competición

Si echamos un vistazo al habitáculo sólo encontramos los elementos necesarios para disfrutar de la conducción. Desde la jaula de seguridad, unos asientos tipo baquet, cinturones de seguridad de cinco puntos…

Hay elementos característicos de Mini como el volante, el cuadro de instrumentos digital y una gran pantalla en la consola central de forma redondeada. La incorporación del Head up-Display permite tener la información básica en el campo de visión del conductor.

loadInifniteAdd(infinite_adv_2);

Los asientos traseros, el guarnecido interior del techo y los paneles de las puertas convencionales brillan por su ausencia, sacrificados para minimizar el peso. El tejido y molduras por las puertas y cuadro de instrumentos han sido fabricados mediante impresión 3D, mismo proceso que el Mini Electric Concept.

Tendremos que esperar hasta el Salón de Frankfurt para conocer datos técnicos del Mini John Cooper Works GP Concept. La versión que se comercializó en 2012 tenía un propulsor 1.6 que desarrollaba 218 CV.

Últimos
Artículos