Coches Peugeot

Peugeot S.A. es una marca de automóviles con más de 200 años de historia, especializada en la fabricación de turismos, vehículos comerciales, competición del motor, scooters, servicios de movilidad como alquiler de vehículos, y bicicletas, así como útiles de cocina como saleros, pimenteros y molinillos.

Peugeot ha sido recompensado con numerosos premios por sus vehículos, por ejemplo, 5 veces Coche del Año en Europa, 9 veces Coche del Año en España, 5 veces Coche del Año en Italia,​ o 2 veces como Coche del Año en Irlanda.

En el campo de la competición, Peugeot ganó 5 veces el Campeonato Mundial de Rally, 6 veces el Rally Dakar, 2 veces el Copa Intercontinental Le Mans(2010, 2011), superando a Toyota y Audi, 2 veces el Campeonato Mundial de Resistencia (1992, 1993), 3 veces el Campeonato Intercontinental Rally Challenge.

El año 2013 Peugeot Sport superó el récord establecido en la subida a Pikes Peak con el Peugeot 208 T16, conducido por Sébastien Loeb, así como la triple victoria del Peugeot 208 GTi en la clase de las 24 Horas de Nürburgring.

El año 2015, Peugeot Sport volvió al Rally Dakar, con un equipo formado por el piloto español Carlos Sainz, Stéphane Peterhansel y Cyril Despres, al equipo se sumaría el año 2016 Sébastien Loeb. Peugeot consiguió la victoria el año 2016 y 2017, con Stéphane Peterhansel de piloto.

Respecto a sus ventas en España, en 2013 Peugeot ocupó la primera posición en el mercado de vehículos comerciales, del mercado total sin alquiladores y del mercado de empresas.

Entre algunos de los modelos que se comercializan actualmente en España se encuentra el Peugeot 208, su versión deportiva Peugeot 208 GTi, el crossover urbano Peugeot 2008, la berlina compacta nuevo Peugeot 308, la berlina familiar Peugeot 508, el Peugeot 3008, el todoterreno Peugeot 4008, el monovolumen Peugeot 5008 y el coupé deportivo RCZ y su versión RCZ-R. En lo relativo a vehículos comerciales, Peugeot comercializa el Peugeot Partner, fabricado en el Centro de Producción del Grupo PSA en Vigo​ y en la Planta argentina de El Palomar, y los utilitarios Peugeot Bipper, Expert y Boxer.

Peugeot ION

Desde 27.000 euros puedes adquirir esta fabuloso coche, que se lanzó por primera vez en el 2009.
El Peugeot iOn es la apuesta de la marca francesa para la movilidad eficiente. Esté pequeño automóvil de estética futurista es hermano gemelo del Citroën C-Zero, con el que comparte muchas de sus características. Cuenta con un motor eléctrico de 67 caballos que alcanza una autonomía máxima de 130 kilómetros. Su tiempo de carga es de seis horas en una toma eléctrica tradicional, aunque si se emplea una toma trifásica, la carga rápida puede lograr un 80% de batería en tan solo treinta minutos. El comportamiento de este coche es muy interesante, ya que al no disponer de caja de cambios, su aceleración es progresiva. Además, desde el primer instante en que se pisa el acelerador comienzan a desplegar toda su potencia, lo que hace que alcance su velocidad máxima en apenas unos segundos.

Su diseño exterior es bastante innovador, con una importante carga futurista. Este coche tiene forma de cápsula, y se dibuja gracias a unas líneas curvas que aportan un aspecto compacto y uniforme. En el interior, el iOn destaca por su minimalismo. No hay nada en el habitáculo que no resulte esencial. Puede transportar hasta cuatro ocupantes con comodidad, aunque evidentemente, el peso extra reduce la duración de la batería. El Peugeot iOn es la prueba de que la movilidad eficiente ha dejado de ser una quimera y comienza a hacerse patente en el mercado. Es probable que no sea la primera opción a la hora de elegir un automóvil, pero para aquellas personas que necesitan moverse con soltura en los núcleos urbanos, este coche aporta agilidad y un importante ahorro en combustible.

Peugeot 108

El Peugeot 108 lleva en el mercado desde el año 2014 y puede tenerlo desde los 13.000 euros.

El Peugeot 108 es un vehículo urbano que comparte plataforma y elementos mecánicos con el Toyota Aygo y el Citroën C1. Mide solo 3,47 metros de largo y y 1,62 de ancho, y aunque es el modelo más pequeño del segmento, es 40 milímetros más largo que antes. Por compararlo con otros modelos de la competencia, es más corto que un Seat Mii. Sus vías son de 1.425 milímetros la delantera y de 1.420 milímetros la trasera y los neumáticos están disponibles en dos medidas: 165/65 R14 o 165/60 R15, mientras que los discos de freno son ventilados en el eje delantero y de tambor en el trasero. Cuenta con carrocería de tres y cinco puertas, además de con una versión descapotable (en realidad es un techo panorámico de lona que se repliega hacia atrás) denominada ‘Top!’, que solo está disponible con el acabado más alto de la gama, el ‘Allure’. A diferencia del Toyota Aygo, que solo cuenta con un motor gasolina tricilíndrico de un litro, el Peugeot 108 ofrece un segundo bloque también de tres cilindros gasolina, denominado ‘PureTech’, pero de 1,2 litros con 82CV y cambio manual de cinco velocidades. Por su parte, el 1.0 ‘VTi’ tiene 69CV y solo se ofrece en España con cambio manual pilotado de cinco marchas con levas en el volante y únicamente con carrocería cinco puertas. Independientemente del propulsor escogido, el sistema de ayuda al arranque en pendiente es de serie.

Peugeot 208

El Peugeto 208, que lleva en el mercado desde el año 2012, esta disponible a partir de los 13.500 euros.

El Peugeot 208 sustituyó al Peugeot 207 y, respecto a éste último, dio un gran salto en lo que a calidad se refiere. Este modelo es más pequeño que su antecesor, con un tamaño similar al DS3. De acuerdo al fabricante, el modelo contiene un 25% de materiales reciclados o naturales y su ligereza le permite consumir menos combustible y emitir menos dióxido de carbono.

Fue escogido como ‘Coche del Año’ en España en 2013. Unos años después de su lanzamiento, llega la actualización. Entre sus principales características destaca un diseño renovado y nuevos colores exteriores, así como numerosas opciones de personalización. El restyling del Peugeot 208 incorpora faros bitono, con máscaras negras y cromadas y tecnología LED, que también está presente en las ópticas traseras. Ofrece la opción de elegir entre llantas de 16 y 17 pulgadas, disponibles en toda la gama. Asimismo, presenta ahora el ‘Peugeot i-Cockpit’, con un volante de tamaño reducido, un ‘Head-Up Display’ y una gran pantalla táctil. Precisamente, la conectividad a bordo permite uso de Bluetooth, USB y aplicaciones móviles mediante ‘Peugeot Connect Apps’, que ha sido actualizado y que incorpora la función ‘Mirror Screen’. En cuanto a los asistentes de seguridad, el Peugeot 208 ofrece la opción de asistente de aparcamiento, ‘Active City Brake’ (que frena automáticamente ante un descuido del conductor), y cámara de visión trasera como opción en el acabado ‘Active’. La nueva línea de motores ha sido actualizada para cumplir con la normativa de emisiones Euro 6; así, el 1.6 ‘BlueHDi’ estará disponible en tres opciones: 75CV y 100CV con ‘Start/Stop’ (asociados a una transmisión manual de cinco velocidades) y el 120CV. En las versiones de gasolina, se incorpora el 1.2 ‘PureTech’ turboalimentado de 110CV con ‘Start/Stop’, con una transmisión manual de cinco velocidades. Para aquellos que prefieran un cambio automático, el nuevo Peugeot 208 presenta el 1.2 litros ‘PureTech’ 110CV con la transmisión automática de seis velocidades.

loadInifniteAdd(infinite_adv_1);

Como ya ocurre con el 2008, 308, 3008 y 5008, el utilitario recibe la serie especial ‘Style’ tanto para la carrocería de tres como de cinco puertas. Se identifica por sus retrovisores cromados con intermitentes, sus faros antiniebla delanteros, sus cristales traseros sobretintados, logotipos ‘Style’ en el lateral de la carrocería y por sus llantas de aleación 16″ diseño ‘Titane’, de color ‘Gris Hephaïs’. En el interior, el conductor disfruta del sistema ‘Head-Up Display’ con una pantalla LCD, sobre la que se muestran datos clave como la velocidad, por lo que no es necesario apartar la vista de la carretera. Asimismo, equipa embellecedores cromados en los aireadores y un pomo de la palanca de cambios de alta gama. Está disponible con las mecánicas 1.6 ‘BlueHDi’ de 75CV, 1.6 ‘BlueHDi’ 100CV y con el motor tricilíndrico 1.2 ‘PureTech’ de 82CV. Fijando sus miras en la personalización, la empresa francesa ha creado la edición especial ‘Roland Garros’, que toma el color ‘Tierra Batida’ y lo incorpora en los espejos retrovisores y las letras Peugeot del frontal y el portón posterior. El logotipo del torneo está presente en los laterales del coche y monta cristales sobretintados. Adopta la calandra diseño ‘Equalizer’ con bordes cromados y contornos más gruesos, muy parecida a la del ‘GT Line’. Está disponible en dos colores de serie: ‘Blanco Perla Nacarado’ y ‘Negro Perla Nera’, y en carrocería de cinco puertas con los siguientes motores: 1.2 ‘PureTech’ 110CV, en gasolina, y 1.6 ‘BlueHDi’ 100CV, en diésel. El Peugeot 208 está disponible también con el acabado ‘GT Line’, que adopta muchos de los rasgos estéticos del icónico GTI.

Peugeot 2008

Desde 18.000 euros puedes comprar el Peugeot 2008, un coche que salió en el 2013.

Desde el 2013, el Peugeot 2008 pretende conquistar el segmento de los utilitarios ‘crossover’ con su estética SUV, la modularidad de un monovolumen y la practicidad de un familiar -se han producido más de 585.000 unidades en todo el mundo-. Se basa en el Peugeot 208 (comparte plataforma y 2/3 de las piezas), pero la característica que más le define es que cuenta con una altura libre al suelo superior que la del utilitario.

Peugeot 308

Por unos 20.000 euros puedes tener el Peugeot 308.

La marca gala lanzó en octubre de 2013 el Peugeot 308 para enfrentarse ‘de tú a tú’ al Volkswagen Golf, Opel Astra y compañía. Es el primer modelo que conserva la denominación de su predecesor, aunque nada tiene que ver con aquél vehículo. No es el típico ‘restyling enmascarado’, puesto que desde el primer vistazo a su exterior, queda claro que el cambio de generación es radical. Su longitud mengua apenas tres centímetros y el techo es más bajo.

La parrilla ha encogido, los faros se han vuelto más pequeños y precisos y las formas del capó han cambiado. La línea del ‘Car of the Year 2014’ luce ahora menos efectista, más clara y coherente. La fuerza está en la discreción, esa parece haber sido la máxima del diseñador. Donde casi todos los otros compactos se pierden en un ejército de botones y palancas, los franceses han optado por despejar totalmente el salpicadero del nuevo 308. Y es que todas las funciones del coche se controlan desde la enorme pantalla táctil de 9,7 pulgadas dispuesta en la consola central. De esta manera, la instrumentación que queda por encima y el nuevo volante, en una posición algo más baja, se ven más recogidos y bien ordenados. El maletero del nuevo Peugeot 308 sorprende con una capacidad mayor que su predecesor y alcanza los 1.309 litros con los asientos traseros abatidos. Los pasajeros de detrás tienen, además, algo más de espacio para las piernas y un acceso bastante cómodo. La altura se ve algo perjudicada por el techo y los reposacabezas se encuentran demasiado bajos.

loadInifniteAdd(infinite_adv_2);

Los diseñadores del exterior y el interior han tenido que ser comedidos, no así los ingenieros, que han echado el resto: la nueva plataforma ahorra 140 kilogramos, y eso no solo hace al 308 más ahorrador; su conducción también es más deportiva.La reducción del peso se nota en el comportamiento dinámico y ahora es más fácil llevarlo a través de carreteras con curvas cerradas. La postura en los asientos está bien resuelta, el pequeño volante se adapta bien a las manos. Aunque este Peugeot no sea tan preciso ni deportivo como un Audi o un Seat, donde otros modelos franceses no muestran tanta firmeza en carretera, esta nueva generación es ágil y estable. Cuatro motores de gasolina -sin contar con el del Peugeot 308 GTI- y cuatro diésel forman la gama mecánica. El motor de gasolina más potente corresponde al Peugeot 308 GTI. Se trata del 1.6 ‘THP’ de 250 o 270CV y equipa diferencial de deslizamiento limitado ‘Torsen’ y reglajes del chasis específicos. Tiene una relación peso/potencia de sólo 4,46 kg/CV, acelera de 0 a 100 km/h en apenas seis segundos y brinda un consumo medio reducido. Su musculosa imagen casa con la combinación de colores ‘Coupé France’, formada por el ‘Negro Perla’ y el ‘Rojo Ultimate’. La altura al suelo se ha rebajado en once milímetros y tanto el frontal como la trasera son específicos. El habitáculo mantiene, además, el mismo estilo deportivo. Monta llantas de 19 pulgadas con diseñó ‘Carbone’ y en la versión ‘GTI 270’, neumáticos ‘Michelin SuperSport’ que se combinan con llantas de diseño ‘Reverse’ que ocultan los discos de freno de 380 milímetros y las pinzas de cuatro pistones en color rojo con la firma de ‘Peugeot Sport’.

Peugeot 3008

El Peugeot 3008 puede ser tuyo desde los 26.000 euros.
En el año 2009, la firma del león lanzó un crossover novedoso que encajaría en el segmento C, el Peugeot 3008. Su intención era combinar placer de conducción, diseño y funcionalidad con la última tecnología. También estaba disponible el 3008 HYbrid4, versión con la que marca, por aquel entonces, fue pionera al asociar un motor diésel con uno eléctrico -todas las opciones del mercado equipaban un motor de gasolina con uno eléctrico-. Ahora, llega la segunda generación con un estilo totalmente renovado con el que deja de ser un crossover para pasar a ser un SUV, como ponen de manifiesto algunos de sus elementos como el frontal con líneas verticales, el capó largo y horizontal, la carrocería elevada, la molduras protectoras en la parte baja de los paragolpes, los pasos de ruedas y los bajos de las puertas, así como la destacada distancia al suelo y las barras de techo. Asimismo, destaca su amplia calandra con acentos cromados, la forma de sus nuevos faros (con luces ‘Full LED’ como opción), las múltiples tomas de refrigeración y la moldura horizontal de color negro brillante que envuelve bajo la luna las luces de LED opalescentes con tres garras.

Si el exterior ha supuesto toda una revolución, el interior ha conseguido ser el centro de atención gracias a la última evolución del ‘Peugeot i-Cockpit’, la reinterpretación ‘high-tech’ de la compañía francesa del puesto de conducción. Se ha dado un salto en lo que a calidad percibida y atractivo se refiere. El cuadro de instrumentos, el volante, que ahora es aún más compacto y exhibe dos zonas planas -libera el campo visual y amplia el espacio para las piernas-, o la consola central tienen un aspecto futurístico que combina con gran cantidad de líneas horizontales y un diseño muy avanzado. Desde el segundo nivel de acabado, el volante adopta inserciones cromadas y adornos de color negro brillante. Sobre el salpicadero nace una pantalla táctil de ocho pulgadas que adopta tecnología capacitiva, para lograr una mayor reactividad y un uso más práctico por sus seis interruptores que dan acceso a la radio, el climatizador, el navegador, los parámetros del vehículo, el teléfono y las aplicaciones móviles. Por su parte, el cuadro de instrumentos es totalmente personalizable mediante sus cinco modos de visualización, accesibles desde un mando en el volante. Presume de una pantalla digital de alta resolución de 12,3″ que exhibe gráficos futuristas para informar al conductor de los parámetros del motor, el ordenador de a bordo u otros datos dinámicos. Pero la experiencia sensorial continúa con el ‘i-Cockpit Amplify’ y su difusor integrado en el salpicadero con el que el conductor puede elegir entre tres fragancias diseñadas por el perfumista Antoine Lie en colaboración con ‘Scentys’, compañía francesa experta exclusivamente en fragancias ambientales. Disponibles en tres niveles de intensidad, toman los siguientes nombres: ‘Cosmic Cuir’, ‘Aerodrive’ y ‘Harmony Wood’. Por si todo esto fuese poco, existen dos ambientes totalmente personalizables que se ofrecen a los ocupantes: el ‘Boost’, para una conducción dinámica, y el ‘Relax’, para una más tranquila. Se han optado por materiales que incrementan esa sensación de calidad como el cuero, el cromo satinado y elementos de aspecto carbono o textil que cubren los paneles de las puertas, los montantes, el techo e, incluso, la banda del salpicadero. Los asientos delanteros pueden traer un sistema de masaje neumático con ocho compartimentos.

Peugeot 508

El Peugeot 508 es ahora más largo, su frontal es más elevado, los grupos ópticos han ganado en agresividad y tecnología con el uso de LEDs (en las lámparas de iluminación y en las luces diurnas y de intermitencia en forma de comas) y con unos pilotos traseros donde la garra del felino se hace aún más evidente, y la parrilla de nuevo cuño, ha acogido con orgullo el logotivo del león que antes estaba sobre el capó para darle mayor importancia y, de paso, hacer un guiño a los modelos Peugeot 504 y Peugeot 505 que, en los 70 y 80, destacaban por su calidad y presencia sobre muchos modelos de la competencia en mercados como el español. El Peugeot 508 va incorporando en sus diferentes acabados un ‘Head-Up Display’ -con la velocidad y otras informaciones de interés proyectados en el parabrisas- más trabajado, pantalla táctil, detector de ángulos muertos en los retrovisotres o asistente de aparcamiento con cámara trasera. Pocas cosas más se han modificado en el interior, pero la sensación y el tacto de los acabados es mejor que en el primer 508.

Peugeot SUV 5008

El Peugeot SUV 5008 puede ser tuyo por unos 27.000 euros.

El nombre permanece, pero el concepto cambia radicalmente: el Peugeot 5008 se adentra en un nuevo territorio, el de los grandes SUV de siete plazas del segmento C. Con una distancia entre ejes de 2,84 m, el nuevo Peugeot 5008 se presenta como la opción con mayor habitabilidad entre los SUV del segmento C.

loadInifniteAdd(infinite_adv_3);

Peugeot Traveller Comb

Desde 27.000 euros puedes hacerte con la versión del 2015 del Peugeot Traveller Comb.

La nueva criatura de la colaboración entre PSA y Toyota tiene nombre propio, bueno realmente tres, ya que las tres marcas involucradas comercializarán este nuevo producto bajo denominaciones diferentes. El acuerdo, que fue firmado en 2012, deja un segundo producto como refuerzo de dicha colaboración comercial y de desarrollo de vehículos. Denominados Citroën Spacetourer, Peugeot Traveller y Toyota ProAce, estas furgonetas estarán disponibles en versiones ‘Combi’, para un uso particular, y en versión ‘Shuttle’, para profesionales. Antes de que lleguen a los mercados durante el primer semestre del próximo año, debutarán en el Salón de Ginebra en sus respectivos stands. Los nuevos vehículos estaban basados, desde 2013, en los Peugeot Expert y Citroën Jumpy entonces existentes. El acuerdo preveía además el desarrollo común de una nueva generación de vehículos, y que esa colaboración se extendería más allá de 2020. Para ambos grupos, el objetivo de la colaboración es ofrecer un producto competitivo en los segmentos de vehículos comerciales de tamaño medio, ‘Shuttle’ y ‘Combi’, gracias a la optimización de los costes de desarrollo y fabricación. La alternativa fracesa y japonesa será rival directo del Renault Traffic y Opel Vivaro, así como de la Mercedes Viano, Ford Transit y Volkswagen Transporter. Pese a ser muy parecidos entre ellos, los tres modelos se diferencian tanto en frontal, con diferentes parrillas, grupos ópticos y parachoques, como en la vista lateral, donde presentan cambios en las aletas y los diseños de las llantas.

Peugeot Partner Tepee

El Peugeot Partner Tepee es el típico multiusos que vale para todo. Si no importa llevar un modelo derivado de un comercial, ofrece un confort de uso más que razonable y una capacidad de carga que colma todas las necesidades. El Partner Tepee es la versión de pasajeros de la variante comercial que no lleva este apellido tan peculiar. De hecho, es una variante más en una familia que engloba desde un chasis cabina en el que montar por ejemplo una caja isotermo, hasta el típico furgón para ‘machacar’ a diario con un par de palets, que es lo que puede llegar a caber en su caja. En todo caso, se trata de la versión ‘gemela’ de otro clásico: el Citroën Berlingo. El Peugeot Partner Tepee tiene una gama de motores que consta de un gasolina 1.6 con 98 y 120CV, además de otro 1.6 ‘HDi’ con 75, 92, 100 y 120CV. Esta última se denomina ‘BlueHDI’ y es el tope de gama… algo que se nota en el precio, lo que obliga a tener muy claro que se necesita este vehículo y no otro más convencional.

El Peugeot Partner Tepee es un rodador nato: permite circular a 120 km/h sin esfuerzo y la parte chasis está enfocada al confort: suspensiones suaves que no permiten un uso ‘alegre’ en cuanto la cosa se retuerce, aunque tampoco es lo suyo. Se nota cuando se acciona una dirección más que correcta y de una asistencia que, sin convertirla en blanda, no es un prodigio de deportividad. En cuanto al tacto de la palanca del cambio, va en la línea con el resto del coche: de accionamiento suave, recorridos largos y, eso sí, suficientemente precisa. Donde sí sube la adrenalina es cuando se levanta el portón del maletero (demasiado grande, por lo que se necesita bastante espacio libre por detrás) y se comprueba la capacidad de carga: desde 675 litros y hasta 3.000 es lo que ofrece… siempre y cuando se retiren los asientos, ya que se puede equipar dos o tres filas de asientos. El borde de carga está bajo y la anchua, más que generosa para meter los bártulos. Tanta capacidad de carga también tiene su reflejo en el interior: tiene multitud de huecos para dejar cosas, sobre todo si se monta el techo panorámico ‘Zenith’, ya que añade 94 litros adicionales. Sí, muchos cajones en los que dejar media vida, pero lo cierto es que no hay una guantera útil para dejar llaves, móvil o cartera.

Últimos
Artículos