Las ventajas del renting flexible para empresas y autónomos

Dentro del mercado de alquiler de vehículos, el renting flexible ha supuesto un cambio de lo más interesante tanto para autónomos como para empresas. En este artículo os contaremos en qué consiste y cuáles son sus ventajas frente al renting tradicional.

 

Northgate está considerada como la empresa líder dentro de esta modalidad de renting flexible. Sabemos que la información y las ventajas pueden variar en función de la empresa, por lo que os recomendamos hacer una comparativa antes de contratar el servicio que mejor se adapte a tus necesidades y las de tu empresa.

¿Qué es el renting flexible?

El renting de coches, por definición, es alquilar un coche concreto durante un tiempo acordado por ambas partes. Dependiendo de la empresa, podrá haber unas condiciones o  diferentes ventajas para el cliente, y éstas siempre aparecerán reflejadas en el contrato. En función de la permanencia que se fije en el contrato, podemos encontrar dos formas de alquiler, una es el renting tradicional y otra es el renting flexible.

La principal característica del renting flexible de Northgate es que el usuario puede devolver el vehículo y finalizar el contrato sin que haya una penalización económica, pues no hay permanencia en esta modalidad. Otra ventaja interesante es que, durante la duración del contrato, se puede cambiar de tipo de vehículo en el caso de que cambien las necesidades del conductor y que tampoco suponga una penalización para el cliente. Este cambio de coche se suele hacer de forma rápida. Sin embargo, si hablamos del alquiler tradicional de coches sus contratos suelen tener una duración de 2 a 4 años, por lo que no se ajusta a los posibles cambios en las necesidades personales o profesionales durante ese tiempo. Por ello, esta modalidad de renting no permite que el usuario pueda concluir el contrato antes de la fecha acordada sin coste. Si esto sucede, tendrá que pagar una penalización económica que variará en función de las cuotas pendientes hasta la finalización del plazo previsto. .

Adapta tus vehículos a tus necesidades

Una de las principales ventajas es que el renting flexible permite a los autónomos, pymes y empresas adaptar sus vehículos al flujo de trabajo que están teniendo. De esta manera, la flota de vehículos profesionales -coches o furgonetas- puede variar en función de los picos de trabajo estacionales, cubriendo las necesidades de cada momento sin que eso les suponga más coste. Solo se paga por el uso del vehículo el tiempo que se necesite.

Además es más fácil planificar los gastos puesto que hay una cuota mensual establecida durante el renting. Dentro de esa cuota están incluidos los gastos del seguro, los impuestos, el mantenimiento y reparaciones entre otros, por lo que si hay algún problema es la empresa de renting quien se hace cargo. De esta forma, es más fácil optimizar los costes y evitar gastos inesperados.

También es importante que se tenga en cuenta que si hablamos de profesionales, el alquiler de coche que sea para un uso profesional es perfectamente deducible como gasto en la declaración de impuestos. De igual manera, también lo es el consumo de combustible que se realice.

Lo mismo sucede si hablamos de contratos de renting con particulares. No hace falta terminar el contrato de alquiler para solicitar, por la razón que sea, un cambio de vehículo o para cancelar el contrato sin hacer frente a penalizaciones.

Y, si añadimos más puntos fuertes del renting flexible de Northgate que no hayamos comentado antes, nos encontramos con ventajas como que contarás con un vehículo de sustitución de la misma categoría al contratado en caso de que lo necesites; cuentan con una amplia red de talleres propios y concertados con diagnósticos rápidos, por lo que cualquier imprevisto con tu vehículo no debería de afectar a tus ritmos; y cuentan con una amplia gama de vehículos con disponibilidad inmediata.

5
5.00 - 1 Voto
Compartir en: Twittericono twitter Facebookicono facebook Pinteresticono pinterest

También te puede interesar