Coches Maserati

Alfred Maserati funda la empresa de coches Maserati en 1914. Desde ese año, el famoso tridente, cortesía del Neptuno de la Plaza Mayor de Bolonia, adorna todo coche Maserati que se ha fabricado. Fue en 1937 cuando Adolfo Orsi adquiere la empresa y empieza a poner la exclusividad a la altura de la potencia. Ya en 1968, la empresa pasa a manos de Citröen, y en 1975, la compra Alejandro Tomaso, ex piloto de Fórmula 1.

Finalmente, en 1993, Maserati pasa a ser parte del Grupo Fiat y es donde empieza a crecer de nuevo. Su último gran éxito se llama Maserati Quattroporte

Maserati Ghibli

El Maserati Ghibli llega al mercado allá por 1963. Hoy en día sigue siendo un referente de la casa italiana. Con un precio base de 77.000 euros, el Maserati Ghibli recibe su última actualización en 2013, cuando Maserati lo recupera. Lo hace como modelo inferior al Quattroporte, con intención de abarcar un mayor segmento de compradores.
Se trata de una berlina de lujo coupé, con una línea muy personal que hipnotiza a quien lo ve. Y es que el Maserati Ghibli destila elegancia por los cuatro costados. No en vano, es un modelo que compite cara a cara con berlinas premium a la altura del Audi A7 Sportsback o el BMW Serie 5.
Obviamente, su diseño exclusivo no le resta un ápice de potencia o una ingeniería al más alto nivel. El Maserati Ghibli está disponible en cuatro versiones, aunque todas ellas comparte el motor V6 BiTurbo de 3.000 centímetros cúbicos, hay mucha diferencia entre ellos. A saber, Maserati Ghibli; Maserati Ghibli SMaserati Ghibli Q4Maserati Ghibli Diésel.
Su potencia va de los 275CV a los 410 CV. Mientras que su precio oscila entre los 77.000 euros del más barato a los 100.000 euros del tope de gama. Eso sí, todos ellos pueden ser personalizados con hasta 15 paquetes extra. Lo que viene de serie es la transmisión automática de 8 velocidades, que convierte conducir este Maserati Ghibli en casi una experiencia religiosa.

Maserati GranCabrio

El Maserati GranCabrio es el deportivo más brillante de la historia de Maserati. De ahí que su precio comiencen en 160.000 euros. El Maserati GranCabrio es un coupé que llegó en 2009 al mercado y que se sigue montando y vendiendo solo. De hecho, también se comercializa una versión cabrio que es una pasada.
Las cuatro versiones que propone el Maserati GranCabrio van del motor V8 y los 405 CV de la opción más sencilla, al V8 mejorada de 460 CV del más potente. Para distinguir a unos y otros, lo primer es ver si tiene cuatro pasajeros o dos.
Si quieres más información sobre el Maserati GranCabrio pincha aquí para ver su ficha completo.

Maserati GranTurismo

El Maserati GranTurismo se lanzó en 2007 pero, en este caso, su precio de salida es de 135.000 euros. Además de contar con 4 plazas, su diseño está hecho por Pininfarina. El Maserati GranTurismo es un súper deportivo cuyo motor es la joya de la corona. Hablamos de un V8 atmosférico de 4.2 litros y hasta 405 CV.

El Maserati GranTurismo S es un 4.7 litros que llega a los 440 CV. La gran novedad de este modelo es que la transmisión está en la parte de atrás, por lo que la caja de cambios de 6 velocidades tiene diseño transeje.

El Maserati GranTurismo Sport es la quinta esencia de la deportividad. Digno competidor del BMW M6 Coupé o el Mercedes SL 63 AMC, cuenta con 460 caballos de potencia, gracias a su V8 de 4.7 litros. Un diseño inspirado en el Ferrari F430 pero con un toque algo más deportivo, aunque parezca mentira.

Maserati Levante

El Maserati Levante rompe con la tradición deportiva de la marca italiana y se mete de lleno en la pelea con los SUV premium. Lo hace con un Maserati Levante realmente imponente. Como su precio. Y es que el Maserati Levante básico vale 85.000 euros.

Lanzado en 2016, en el Salón del Automóvil de Ginebra, el objetivo del Maserati Levante era complementar la variedad de los coches Maserati con el segmento más solicitado en los últimos años. Llegó, vio y venció. Este SUV premium es tremendo. Sus más de 5 metros de largo, le dan ventaja sobre la mayoría de sus competidores: BMW X5, Audi Q7, Porsche Cayenne, Land Rover Range Rover Sport o Mercedes Benz GLE.

Además, cuenta con 3 metros entre ejes, lo que le otorga un habitáculo tremendo en amplitud. De hecho, el Maserati Levante cuenta con cinco plazas y no parece que a corto plazo venga otro modelo con siete plazas. Es decir, ahí sí que le gana la mano la competencia. A pesar de ello, un SUV muy interesante para quien busque algo exclusivo.

Maserati Quattroporte

La joya de la corona se llama Maserati Quattreporte. No es para menos cuando llevas desde 1963 en el mercado. Desde Bertone a Giurgiaro, pasando por Pininfarina, todos han diseñado alguna de las actualizaciones de este Maserati Quattreporte. Un modelo que llega a la actualidad en plena forma, con una línea elegante y muy moderna, disponible desde 110.000 euros.
El Maserati Quattreporte es lujo a rabiar. Maderas nobles, cuero curtido, costuras a mano hacen del Maserati Quattreporte una obra de arte con ruedas. Y es que la actualización de 2013 será recordada por siglos, pues era el primer paso a una remodelación integral de sus líneas por parte de Maserati.

Su habitáculo, a pesar de lujo, no olvida la importancia de ser práctico, por lo que tiene espacios y huecos por todos lados. Además, para que los ocupantes vayan cómodos, aumenta sus dimensiones. Y si hablamos del equipamiento, debemos empezar por los 15 altavoces Bowers & Wilkins que incorpora. Sonido tremendo.

A pesar de su lujo, agresividad y sensualidad, el Maserati Quattreporte es una berlina ligera que puede rozar los 300 km/h. Lo hace con una motorización opcional que va de los 275 CV a los 410 CV. Las dos nuevas mecánicas que incorpora el Maserati Quattreporte han sido diseñadas por Ferrari. De hecho, las han rematado modificando el sonido para que incluso los diésel suenen como los gasolina.

Últimos
Artículos