Multa por llevar escape sin homologar coche

El escape no certificado puede resultar en una multa debido al ruido excesivo. La cantidad variará dependiendo de cuánto exceda el nivel de ruido máximo permitido de 87 dB. Pero también te dificultará conseguir una ITV y puede invalidar la cobertura de tu póliza.

El sistema de escape, si se cambia del sistema original de su modelo, puede causarle varios problemas diferentes. Hay que ver si es homogéneo, ya partir de ahí tener en cuenta ciertas variables como cuánto ruido hace. Sí, te pueden multar, y puedes tener problemas con tu ITV e incluso con tu seguro. Legalmente, su automóvil solo puede alcanzar un nivel máximo de ruido de 87 decibelios. En un coche es muy difícil detectar un tubo de escape asimétrico en giro, a no ser que se cambie la línea por completo o tengamos una «recta» que sea fácil de detectar. Por lo tanto, es común introducir multas de emisiones desproporcionadas por niveles de ruido excesivos.

Multa por llevar escape sin homologar coche

  • 90 euros por superar hasta en 4 dB el máximo legal de 87 dB.
  • 300 euros por superar hasta en 7 dB el máximo legal de 87 dB.
  • 600 euros por superar en más de 7 dB el máximo legal de 87 dB e inmovilización.

El primero es la multa que te van a cobrar si nuestro coche hace más ruido del que debería, y como hemos dicho, esto ha pasado muchas veces con los sistemas de escape de diferentes coches. Si se ha cambiado parte del sistema de escape por reemplazo y similitud, no se incluirá en los registros técnicos. En caso contrario, se considerará una revisión importante y el proyecto en cuestión deberá ser aprobado, revisado en documentos técnicos y aprobado por ITV.

En la ITV, como sabéis, se miden las emisiones del sistema de escape así como los niveles de ruido. Según las métricas reglamentarias a las que hemos estado expuestos anteriormente, es posible que tengamos problemas para obtener una ITV si no se cumplen las especificaciones requeridas y se considera un componente no certificado. Es una solución importante descubierta.

Pero aparte de que un sistema de escape diferente puede penalizarnos por el exceso de ruido y puede causarnos problemas para conseguir una ITV, hay un caso adicional a tener en cuenta y el seguro c. Es posible que en caso de accidente de tráfico, la compañía aseguradora no aplique la garantía especificada en la póliza por la instalación de piezas no certificadas, siempre que se pueda justificar que no están funcionando. Cambia la seguridad del auto.

¿Qué es la modificación de hardware? Todas las operaciones en las que se combinen los elementos pueden modificar las dimensiones exteriores, suponer un peligro, modificar los datos que aparecen en la etiqueta de la ITV, o afectar a los medios de identificación (número de bastidor y posición de la matrícula), transmisiones, transmisiones, ejes, sistemas de suspensión, sistemas de dirección y frenos Obras de estructura, equipos de iluminación y señalización. Estos incluyen, por ejemplo, instalar un capó o un eje para el remolque, pintar las ventanas, cambiar los amortiguadores a algo diferente a este modelo, ajustar el sistema de escape o los controles dinámicos. Motor para aumentar la potencia. En todos estos casos, se requiere la aprobación del cambio. Sin embargo, si el proceso de repintado involucra el color de la carrocería o factores estéticos externos que no interfieran con las medidas del auto, entonces no se requiere este procedimiento, aunque se debe notificar a la compañía de seguros y a la Administración General de Transporte.

  • Carrocería: Esta sección incluye partes para reemplazar o instalar componentes en la carrocería de un vehículo. Tanto el paragolpes delantero como el capó influyen en el comportamiento y la capacidad de absorción de impactos del vehículo.
  • Iluminación: Cambiar los faros de otros con una tecnología diferente (por ejemplo, de halógeno a LED) es una innovación. Sin embargo, no se incluye el reemplazo completo de las luces laterales o traseras, siempre y cuando se combinen correctamente y en sus posiciones originales.
  • Neumáticos: Cuando la diferencia de dimensión entre el estabilizador y el original exceda la tolerancia (3%) o el índice de carga o velocidad sea inferior al original.
  • Suspensión: La remanufactura constituye el reemplazo de los resortes originales por otros nuevos y no se considera una pieza de repuesto del mercado de accesorios. Así como ajustar la altura del vehículo o las características de suspensión ya que afectan el comportamiento del vehículo.
  • Controlador: al controlar el motor, los cambios afectan el rendimiento y las emisiones del vehículo. Enganche de remolque: su instalación debe estar legalizada, pero cuando se retira definitivamente este elemento, no es necesario pasar exámenes técnicos.

Si has hecho alguna de estas modificaciones y te estás preguntando cómo homologarlas, aquí tienes la respuesta.

El cambio debe documentar el proceso de ingeniería que se realizó, que el ingeniero normalmente realizaría. Para ello se deberá cumplimentar un informe de conformidad emitido por el servicio técnico de reparación o el propio fabricante del coche y el certificado del taller que realiza la renovación. El último paso es pasar la nueva ITV, y para ello tienes un plazo de quince días: no olvides que todas las manipulaciones deben ser trasladadas al cuadro de control técnico.

Si decide saltarse todos estos pasos, está terminantemente prohibido conducir un vehículo modificado: si no los cumple, puede recibir una multa de hasta 500 € por conducir un vehículo no homologado o no autorizado. Cabe añadir que no pasarás la ITV con éxito y en caso de accidente si no anuncias estos cambios, el seguro puede decidir no cubrir los daños por no haber informado de que es válido.

5
5.00 - 1 Voto
Compartir en: Twittericono twitter Facebookicono facebook Pinteresticono pinterest

También te puede interesar