Coches Aston Martin

Hablar de los coches Aston Martin es hablar de la perfección convertida en vehículo. La marca británica, fundada en 1913, siempre se ha distinguido por su diseño lujoso, sus acabados deportivos y sus precios no aptos para todos los bolsillos. A pesar de los cuales, la lista de espera para sus modelos es casi inabarcable.

Los coches Aston Martin han tenido, históricamente, a Ferrari, Maserati o Porsche como rivales. O no. Lo cierto es que el toque British de los coches Aston Martin, les da un plus de elegancia que les hace estar por encima de cualquier competidor. De hecho, en los últimos años, consiguió lo que parecía imposible: ser el coche oficial de James Bond en tres de sus últimas películas. El modelo que Daniel Craig usó, el Aston Martin DB10, ya es leyenda.

Leer más
Últimos
Artículos

Aston Martin DB9

Empezar con el Aston Martin DB9 es empezar en lo más alto de la escala evolutiva automovilística. Lanzado al mercado en 2004, fue el primero de los coches Aston Martin lanzado en la fábrica de Gaydon (Reino Unido). Como pasa con sus antepasados, la DB es un homenaje a David Brown, quien fuera mandamás de la firma durante años.

Entre las bonanzas del Aston Martin DB9, está la opción de elegir entre las opciones coupé o descapotable. En ambos casos, el Aston Martin DB9 incorpora un bestial motor gasolina de 6.0 litros y 450 CV. Una potencia que le permite pasar de 0 a 100 km/h en 4,6 segundos y superar los 306 km/h de velocidad máxima.

La espectacularidad de su diseño y su magnetismo en pantalla, le han llevado a salir en películas como ‘Need for Speed‘ o ‘Most Wanted’. En la actualidad, Aston Martin fabrica unos 500 modelos al año, situándose a la altura de sus dos grandes competidores: Ferrari 360 o Porsche 911.

Aston Martin Vantage

Si los coches Aston Martin son de por sí el cénit de lo deportivo, cómo será este Aston Martin Vantage, al que llaman deportivo en la propia casa. Una maravilla. El actual Aston Martin Vantage, comenzado a fabricar en 2005, es una actualización soberbia del Aston Martin DBS de 1972.

Lo primero que llama la atención de esta maravilla de la ingeniería es su chasis de aluminio, metal y magnesio que brilla con luz propia. Su modelo básico está montado con un motor atmosférico V8 de 4.8 litros y 32 válvulas que le lleva a 420 CV de potencia. Con ellos, se pone de 0 a 100 km/h en 4,2 segundos y una velocidad máxima de 290 km/h.

El Aston Martin Vantage cuenta con dos ediciones especiales: Aston Martin Vantage N24 y Aston Martin Vantage N400.

Aston Martin Rapide

Presentado en el Salón del Automóvil de Detroit, este Aston Martin Rapide se fabrica desde 2006. Su nombre es un homenaje a Lagonda Rapide, el sedán más conocido de Lagonda, marca adquirida por Aston Martin en su día.

Este Aston Martin Rapide es distinto a los coches Aston Martin habituales. Se trata de un sedán cuatro plazas, inspirado en el aston Martin DB9. No obstante, su motor gasolina es un V12 de 5,9 litros y alcanza los 470 CV. Además, su aspecto es más deportivo que el de los comunes coches Aston Martin.

A pesar de ser presentado en 2006, no llegó al mercado hasta 2010. Lo hizo para competir con el BMW Serie 6, el Maserati Quattroporte, el Mercedes Benz CLS, el Porsche Panamera o el Audi A7. Su producción se llevó a Austria.

Aston Martin Vanquish

El prototipo de Aston Martin Vanquish fue presentado en 1998 como Project Vantage y no fue hasta 2001 cuando salió al mercado. Lo hizo con un espíritu deportivo y lujoso como no se había visto hasta el momento. Los coches Aston Martin daban un paso más hacia la excelencia con este Aston Martin Vanquish.

El modelo base presentaba un motor V12 de gasolina de 520 CV, que le llevaba a los 322 km/h y a llegar a los 100 km/h en 4,5 segundos. Además, incluía los últimos avances tecnológicos adaptados al automovilismo. Cómo sería de adelantado a su tiempo, que hoy en día, 20 años después, sigue estando completamente vigente.

Por desgracia para los amantes de este Aston Martin Vanquish, es que se dejó de fabricar en 2007. No sólo el modelo pasó a mejor vida, también lo hizo la fábrica histórica de Newport Pagnell, que tuvo en este Aston Martin su último modelo, tras medio siglo al servicio de la marca.

Eso sí, antes de irse para siempre, esta fábrica dejó una edición limitada de tan sólo 40 coches, con un precio de 275.000 dólares y un número de serie personalizado en cada uno de ellos. En 2013, y con motivo del centenario de la marca, el Aston Martin Vanquish Centenary Edition volvió a ser protagonista, gracias a los 100 modelos que se lanzaron y que volaron.

Aston Martin DB11

El más nuevo de la marca, el Aston Martin DB11 viene a sustituir al mítico Aston Martin DB9. El modelo supone, además, el primer que lanza la firma inglesa, de la mano de Daimler AG, que se encargará de electrónica y motores.

loadInifniteAdd(infinite_adv_1);
loadInifniteAdd(infinite_adv_1);

Este Aston Martin DB11 tiene un motor V12 de 5,2 litros que llega a dar los 608 CV de potencia. Esto se traduce en una velocidad máxima de 320 km/h y una aceleración de 0 a 100 km/h de tan sólo 3,9 segundos. No en vano, el Aston Martin DB11 llevaba el primer motor sobrealimentado por turbo de la historia de la marca.

Incorpora también un volante de competición, caja de cambios automática de 8 velocidades y el novedoso Adaptative Damping System (ADS). Ahora, lo del exterior es caso aparte. Su parrilla, el capó de concha y la retirada del spoiler trasero, para dar mayor elegancia al modelo y aprovechar el flujo de aire para la velocidad.